Ante un juez de garantías serán imputados más de 60 integrantes de una banda conocida como "los tíos", que desde varias cárceles del país y algunos de ellos en las calles, se dedicaban a extorsionar a las víctimas a través de llamadas telefónicas en las que señalaban que algún familiar se encontraba en líos con la justicia. A cambio de sacar "bien librado" al supuesto familiar, los extorsionistas exigían cuantiosas sumas de dinero, aunque al final, lograban conformarse incluso con el monto destinado para el pago de los recibos de servicios públicos. En total, las autoridades estiman que "los tíos" lograron apropiarse de más de tres mil millones de pesos de incautos ciudadanos que cayeron en la trampa. Los sujetos, algunos de los cuales ya están pagando penas en cárceles del país, serán imputados por los delitos de concierto para delinquir y extorsión agravada por lo que podrían pagar hasta 20 años de prisión.