El Juzgado Segundo de Pequeñas Causas Laborales ordenó a Aguas de Cartagena dar solución definitiva en dos días a los problemas de contaminación originados por una de sus plantas de tratamiento ubicadas en el barrio el Olaya Herrera, en el suroccidente de la ciudad. El fallo se enmarca en una acción de tutela presentada por la Personería Distrital de Cartagena, en la que se solicitó amparar los derechos fundamentales a la salud, la vida y la dignidad humana del menor de 4 años de edad, Joel de Jesús García Sánchez, quien padece de rinitis intermitente, molusco contagioso y asma, como consecuencia de los olores que emana la Estación de Bombeo de Aguas Residuales y de Alcantarillado del sector El Tabú. "Que dentro de las cuarenta y ocho horas siguientes a la notificación del presente fallo (Aguas de Cartagena), adopte todas las medidas necesarias para erradicar de manera definitiva la problemática ambiental ocasionada por la estación de bombeo de aguas residuales del barrio Olaya Herrera, sector Rafael Núñez", dice uno de los apartes del fallo. Frente a esta problemática, el personero William Matson Ospino explicó en su momento que "el menor ha sido uno de los más perjudicados, encontrándose en delicado estado de salud como consta en los diferentes estudios, exámenes y diagnósticos decretados por su médico tratante y quien siempre ha manifestado que la causa principal de sus distintas enfermedades han sido producto directo de los problemas ambientales situados en la vecindad". John Montoya, gerente de Aguas de Cartagena, manifestó que la empresa fue notificada de la determinación, y que siendo respetuosos frente al fallo, procederán a dar cumplimiento a la orden que allí se expresa, por lo que procederán este jueves 16 de junio a presentar un informe al Juez donde le expondrán las acciones a implementar donde el Establecimiento Público Ambiental (Epa) será la entidad vigilante del proceso. "Somos respetuosos de lo ordenado por el juez y haremos todas las acciones para asegurarnos que efectivamente no se generan malos olores y que esa instalación, la de Tabú al igual que el resto están cumplimiento a cabalidad con su función sin afectar la calidad de vida de las personas que viven en el sector y específicamente, sin generar olores que vayan en deterioro de la salud de los habitantes del sector", señaló. En la tutela fallada el 10 de junio se conmina al Establecimiento Público Ambiental (EPA) "para que realice todas las actuaciones tendientes a la inspección y verificación de los trabajos realizados por Aguas de Cartagena de lo cual deberá rendir informe a este despacho judicial en un término de 15 días contados a partir de la notificación del fallo".