El juez 32 civil del circuito de Bogotá en segunda instancia dejó en firme la orden de arresto por desacato de tutela para el empresario de los taxis en Bogotá, Uldarico Peña, bajo el argumento de la vulneración de los derechos al trabajo y el acceso al mínimo vital por estabilidad laboral reforzada en contra de uno de sus empleados.

El fallo ordena tres días de arresto para Uldarico Peña, el pago de tres salarios mínimos y la orden de reintegración a sus actividades laborales para Arquímedes Fonca Alvarado, quien fue despedido de su trabajo sin justificación, como accionante de la tutela.

El juez además indicó que la empresa de taxis y el empleador deberán pagar al accionante de la tutela los salarios no devengados desde el pasado mes de agosto cuando fue despedido y su seguridad social desde ese entonces hasta la fecha.

El fallo de primera instancia fue adoptado por el juez cuarto civil de Bogotá.