Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Justicia no es cárcel, asegura la Iglesia frente a recientes acuerdos de La Habana

Monseñor Héctor Fabio Henao / Foto: archivo




La Iglesia católica colombiana se declaró de acuerdo con que se apliquen penas alternativas para guerrilleros que eventualmente se desmovilicen, tras la firma de un acuerdo de paz.

Monseñor Héctor Fabio Henao, director de Pastoral Social, aseguró que la justicia no necesariamente significa pagar penas en las cárceles del país.

"Tenemos que entender que la justicia tiene una finalidad y es hacer que la gente se resocialice y adopte conductas acordes con el marco jurídico y con la institucionalidad. La justicia no es la cárcel, la justicia no se agota en las penas de privación de la libertad intramural", aseguró Monseñor Henao.

El Gobierno y las Farc acordaron una Jurisdicción Especial para la Paz que contempla restricción de la libertad para guerrilleros que se desmovilicen, así como penas de 5 a 8 años para quienes acepten sus responsabilidades, o penas máximas de 20 años en condiciones ordinarias para quienes no lo hagan.

De otro lado Monseñor Oscar Urbina, vicepresidente de la Conferencia Episcopal, aseguró que los seis meses acordados por el presidente Juan Manuel Santos y alias 'Timocheko' son pocos, sin embargo señaló que se deben redoblar los esfuerzos para empezar a preparar la etapa del posconflicto.

"Yo pienso que aunque es corto, el Estado tiene que empezar a organizar todo lo que se requiere para poder empezar un tiempo de posacuerdo, ya es justo, dentro de dos meses vamos a cumplir tres años de estar dialogando, pienso que un proceso demasiado largo nos cansa para emprender el trabajo más largo que nos espera" , añadió Monseñor Castro.

Finalmente, la iglesia católica hizo un llamado para que se concrete una fase pública de diálogos con el ELN.