Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Juzgado de Villavicencio condenó a ocho personas integrantes de una banda dedicada al micro-expendio de alucinógenos.

Por medio de los elementos materiales probatorios como videos y fotografías de la venta de estupefacientes al menudeo o denominado microtráfico, la Fiscalía logró que ocho procesados de la denominada “Olla del Ruedo” en Villavicencio se allanaran a cargos y fueran condenados a penas superiores a cuatro años por el Juzgado Segundo Penal del Circuito Especializado, con funciones de conocimiento, como autores de los delitos de concierto para delinquir con fines de tráfico de drogas tóxicas o estupefacientes.

Los hechos investigados ocurrieron en marzo de 2013, cuando investigadores de Policía Judicial de la SIJIN realizaron labores de vigilancia y seguimiento en la calle 37D con carrera 26, Centro de Villavicencio, en donde establecieron que desde una residencia se realizaba la compra y posterior distribución o venta de sustancias sicoactivas. Cinco meses después, el 6 de agosto de 2013, las autoridades efectuaron las capturas de los ocho procesados.

La decisión afecta a Luz Mila Romero y Jeimmy Paola Herrera Romero, madre e hija, respectivamente y encargadas de la administración del inmueble, así como de la compra y distribución entre los denominados jíbaros de las sustancias.

Romero fue sentenciada a cinco años y tres meses de prisión y al pago de una multa de 4.762 salarios mínimos legales mensuales vigentes, mientras su hija, junto con Zaira Lastenia Rodríguez y Jacqueline Clavijo, quienes avisaban sobre la presencia de las autoridades y ayudaban en la entrega de papeletas, fueron condenadas a cuatro años y ocho meses de prisión y el pago de una multa de 3.056 salarios mínimos.

Por otra parte, a Marisol Forero, Xiomara González, Pilar Andrea Castro Guzmán, Stella Rodríguez Salamanca, quienes se hacían pasar como trabajadoras del sector, y el lustrabotas Vladimir González Hernández, el togado los condenó a cuatro años de prisión y multa de 1.350 salarios.

A Zaira Lastenia Rodríguez y Pilar Andrea Castro Guzmán les fue sustituida la detención intramuros por domiciliaria. Los demás condenados purgan la pena en la cárcel penitenciaria de Villavicencio.