La Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) entregó su posición sobre la decisión de la Procuraduría General de la Nación de abrir una indagación preliminar a varios funcionarios de la entidad, entre ellos el presidente del organismo, Luis Fernando Andrade, por el escándalo de Odebrecht.

"Estamos prestos a colaborar diligentemente con el proceso que adelante la Procuraduría General, como lo hemos venido haciendo con toda las autoridades que han requerido información de la entidad", señaló la entidad.

La ANI rechazó el accionar de la firma Odebrecht "y la deplorable estrategia que ejecutaron a través del excongresista Otto Nicolás Bula para presionar de forma corrupta las decisiones de la ANI, la cual es hoy de conocimiento público".

La entidad se mostró sorprendida e indignada con el escándalo de sobornos en la que está implicada la constructora brasileña.

Recordó que el presidente Juan Manuel Santos pidió a los organismos de control adelantar las investigaciones del caso para esclarecer este capítulo.