El gobierno registró una reprobación de 70,9%, según este sondeo bajo encargo de la Confederación Nacional del Transporte. La tasa de aprobación del Gobierno de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, se derrumbó a un escaso 7,7 %, según una encuesta divulgada hoy, que ubicó el índice de rechazo a la gestión de la mandataria en un 70,9 %. El sondeo fue realizado por la firma MDA para la Confederación Nacional del Transporte (CNT, patronal) y dice que el 20,5 % de las personas entrevistas calificaron al Gobierno como "regular". El pasado 1 de julio, cuando se cumplieron seis meses del inicio del segundo mandato de Rousseff, un sondeo del Instituto Ibope situó la tasa de aprobación del Gobierno en un 9 %. Esa encuesta estaba en sintonía con una divulgada 10 días antes por la firma Datafolha, que ubicaba ese mismo indicador en un 10 %. Según MDA, la encuesta divulgada hoy tiene un margen de error de 2,2 puntos porcentuales y fue realizada entre los pasados 12 y 16 de julio, período en el que fueron entrevistados 2.002 electores de 137 municipios de todas las regiones del país. El desgaste del Gobierno y de la propia mandataria son más que visibles, sobre todo si se compara con el 51 % de votos que Rousseff obtuvo en la segunda vuelta de las elecciones de octubre pasado, en las que fue reelegida para un segundo mandato. Desde entonces, su popularidad y el respaldo a su gestión han caído en picada empujados por los serios escándalos de corrupción en la petrolera estatal Petrobras y también por una delicada situación económica, que tiende a agravarse. El Gobierno ya ha admitido que la economía se contraerá este año un 1,2 %, aunque los analistas del sector financiero privado elevan ese derrumbe al 1,7 %, según un sondeo divulgado esta semana por el Banco Central.   Por EFE