Un juez determinó enviar a la cárcel al exalcalde de Sibaté (Cundinamarca), José Uriel González Vargas, por los presuntos delitos de peculado por apropiación y prevaricato por acción.

En desarrollo de la investigación, la Fiscalía descubrió que González Vargas creó una corporación llamada Empresa Social del Estado (ESE), sin el cumplimiento de requisitos de ley y desconociendo la prohibición que como mandatario pesaba sobre él para dicho procedimiento.

El exalcalde presentó ante el Concejo Municipal de Sibaté la iniciativa de esta empresa y pidió una partida presupuestal de $997 millones a través de un empréstito.

Sin embargo, señala la Fiscalía, el exalcalde violó toda la reglamentación de ley al crear la entidad prestadora del servicio de salud, entregando el manejo de la misma a un particular y el empréstito para su funcionamiento entre el año 2009 y 2010.

Así las cosas, la Gobernación de Cundinamarca le solicitó al Tribunal Administrativo que declare nulo el acuerdo que permitió la implementación de la corporación en 2011, y que a la fecha adelanta un recurso de apelación ante la Sección Primera del Consejo de Estado.