La cementera Holcim Colombia afirmó que no tiene que ver con el denominado cartel del cemento, esto frente al pronunciamiento de la Superintendencia de Industria y Comercio, que le impuso a la empresa una millonaria multa por más de $54.000 millones.

"La compañía entregó de forma oportuna pruebas contundentes que demuestran que estas conductas anticompetitivas nunca existieron", señaló la compañía.

Anunció que interpondrá los recursos legales, "considerando que en esta primera decisión, no hay un solo elemento que permita afirmar y demostrar que ha incurrido en alguna práctica anticompetitiva".

La cementera reafirmó que "no ha incurrido en actividad o práctica corporativa alguna que pudiese ser cuestionada desde el punto de vista legal o ético".

Reiteró que es una compañía "que se apega a las regulaciones y marcos legales que aplican en los países donde opera, y además cuenta con un completo y maduro programa de cumplimiento de las normas de libre competencia, actuando bajo los más altos estándares de conducta empresarial y principios éticos corporativos, que la han convertido en un referente a nivel global".

Las multas impuestas por el organismo de vigilancia no solamente a Holcim sino a Argos y Cemex, supera los $200 mil millones.