Con el fin de evitar una liquidación voluntaria, la Junta Directiva de la Corporación para Investigaciones Biológicas, anunció un plazo hasta el 28 de junio para asegurar si la Alcaldía de Medellín o la Universidad Eafit aportarán recursos económicos para el financiamiento de esta institución.

El director de la Corporación, Diego Miguel Sierra, reconoció que el convenio con la Alcaldía de Medellín depende solo de un trámite administrativo, y que Sapiencia debe argumentar la conveniencia del desembolso del recurso.

"La CIB tendría una segunda oportunidad de sortear la coyuntura económica difícil. Sí esto no se da, el 28 de junio la Junta Directiva evaluará los hechos e iniciará un proceso de reducción patrimonial, cumplimiento de compromisos y seguramente su liquidación voluntaria", agregó Diego Miguel Sierra.

La Universidad Eafit pidió un plazo de un mes para valorar a la CIB en temas económicos, contables, jurídicos y de sus grupos y actividades investigativas.

Como mínimo, la CIB requiere cerca de 2 mil millones de pesos para funcionar este año ,y de 500 millones más para el primer trimestre del 2017. De acuerdo con su director las investigaciones que hace esta institución son citadas por expertos internacionales y muchos de los avances médicos son aplicados en pacientes.