Cargando contenido

La misma mujer se encargó de hacer público el video en redes sociales.

Niños que robaron chicles
Los menores aseguraron haber sentido mucha pena y no volver a hacerlo.
Captura de video de redes sociales

El video de una mujer que hace que sus hijos regresen los productos que hurtaron de una tienda, se hizo viral en redes sociales por la lección de honestidad que la madre les da.

Los hechos ocurrieron en una ciudad de México donde dos pequeños de tres y cinco años de edad hicieron lo que para ellos era una 'pilatuna', al robar golosinas de una tienda.

Con lo que no contaban era que su mamá, al descubrir que cada uno había sacado de la tienda una caja de chicles y se las habían llevado sin pagar, les aplicaría un "castigo" que les enseñara que el acto había sido incorrecto. 

Sin embargo, al conocerse el video en redes sociales, este "castigó" terminó por convertirse en un ejemplo de honestidad, que ha sido replicado por los usuarios, destacando el actuar de la mujer.

Andrea Muñoz, como se ha conocido que se llama la mamá de los pequeños, grabó el momento en que lleva a sus hijos de vuelta a la tienda para que devuelvan el producto hurtado y además se disculpen por lo que hicieron.

En las imágenes se observa el momento en que los dos pequeños reconocen su error frente a los tenderos y les devuelven los chicles.

Dos jóvenes encargados de atender el negocio preguntan a los niños "¿Qué se llevaron?" mientras los menores muestras los chicles y preguntan "¿Nos disculpan?".

El momento se vuelve emotivo ya que uno de los tenderos se dirige a los niños diciéndoles que los perdona y les hace una pequeña reflexión sobre lo malo que es robar. En ese mismo momentos los menores rompen en llanto y prometen no volver a hacerlo.

Sin embargo la madre de los pequeños interviene y con voz fuerte les advierte que: " a la próxima le van a hablar a la Policía y se van a ir a la cárcel. Robar no está bien".

Robo de chicles

En entrevista con El Universal, Andrea Muñoz contó que se dio cuenta de lo que habían hecho sus hijos cuando se encontraba en la casa y uno de ellos, el menor, sacó los chicles del bolsillo.

La mujer narra que al revisar el bolsillo de su otro hijo se dio cuenta que también tenía chicles que no había pagado en la tienda.

Según la versión de la mujer, tras descubrir lo que para muchos sería una simple 'picardía', quiso dar una lección a sus hijos para enseñarles que no se debe robar. "Les dije que tenían que enfrentar las consecuencias de sus actos", aseguró la mujer.

Pese  a que fue un robo menor, Andrea Muñoz manifestó que “no se trataba tanto del precio de lo robado sino de corregir el acto de robar en sí mismo”.

La actitud de la mujer ha sido destacado por usuarios en redes sociales por el ejemplo que da no solo a sus hijos sino a la sociedad.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido