La implementación de un examen teórico-práctico para obtener la licencia de conducción, fue el anuncio del Superintendente y del Viceministro de transporte para contribuir a la reducción de accidentes de tránsito en el país.



Este sábado se realizó en la ciudad de Manizales el IV Congreso Nacional de Centros de Enseñanza Automovilística, en este evento se reunieron varios representantes legales de escuelas de enseñanaza del país y autoridades de transito, con el fin de aunar esfuerzos con el Gobierno Nacional que permitan disminuir la accidentalidad en el país.


Allí también estuvo presente el Viceministro de Transporte Alejandro Maya Martinez, quien manifestó que dada esta situación se hace necesaria la implementación de un reglamento estricto, donde de ahora en adelante, la licencia de conducción no sea un derecho sino un privilegio.


“Reglamentar, ajustar y no permitir que algunos pocos puedan aprovecharse de la libertad de tarifas para distribuir certificados a domicilio, ya que se debe es garantizar que efectivamente los cursos de capacitación se le otorguen a los colombianos” fueron las palabras de Alejandro Maya al inicio del congreso, y las cuales fueron aplaudidas por los 350 asistentes a este encuentro.


Javier Jaramillo, Superintendente de Puertos y Transporte indicó, que con este nuevo sistema de control y vigilancia se cierra un ciclo muy importante que va a impactar en todo el tema de seguridad vial del país, manifestando que “inicialmente se había implementado este sistema en los centros de reconocimiento de conductores, que es donde se expide el certificado de la persona que mas adelante va a sacar la licencia de conducción, donde se garantiza que cumpla con las aptitudes físicas,  motrices y mentales para poder tener una licencia”.


Entre otros temas a parte de la accidentalidad en Colombia, se habló de la implementación del examen teórico-práctico para obtener la licencia de conducción, la implementación del Sistema Integrado de Seguridad en los CEAS, la revisión de los requisitos para la habilitación de los CEAS y programas de formación para conductores e instructores y las regulación de las tarifas de los servicios ofrecidos por los CEAS.