Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

La mafia de los vendedores ambulantes en Bogotá

En Bogotá existen actualmente entre 45 y 50 mil vendedores ambulantes de acuerdo con las cifras más recientes de la Administración Distrital, aunque existen sub registros que dan cuenta de unas cien mil personas que se dedican a este oficio en la capital del país.

En RCN La Radio realizamos un recorrido en las principales zonas de vendedores informales de la ciudad y evidenciamos que en muchos de esos sectores, las ventas ambulantes se han convertido en la fachada para el comercio de drogas y el contrabando.

Así lo relató Pedro Ruiz, uno de los principales vendedores de la zona comercial de Kennedy.

"Luego de tantos años de exeriencia vendiendo en la calle, lo que uno se da cuenta es que muchas personas utilizan este negocio de fachada para la venta de drogas principalmente. Cada vez son más los comerciantes dedicados a hacer esas cosas, porque saben que no hay control de la policia" dijo.

Otros de los comerciantes de diferentes zonas de Bogotá también indicaron qué tan fácil es conseguir este tipo de sustancias.

Tal y como lo precisa Ana Ruiz, otra reconocida vendedora ambulante de la localidad.

"Mire eso es como conseguir una camiseta o alguna de las cosas que se venden acá. Son muchas las personas que venden droga y cada día es más fácil conseguirlas. La mayoría de las veces son vendidas a estudiantes que lo que más preguntan son marihuana y pepas" indicó.

Esta mujer dijo que otra de las mafias, por llamarlas de alguna manera, que se presentan en el comercio informal, es el territorio, ya que los conocidos "caciques" o "líderes", en la mayoría de las ocasiones no permiten la llegada de nuevos vendedores.

"Eso al principio es muy difícil. La gente ya tiene sus zonas y no permiten que uno llegue a hacerles competencia. Me amenazaron muchas veces y me dañaban la mercancía para que me fuera y todo eso pasa en todos los sitios donde hay vendedores ambulantes en Bogotá" dijo.

Sin embargo esta comunidad se ha organizado en muchos aspectos, ya que actualmente la mayoría de ellos, compra sus artículos en los mimos lugares, para vender a precios similares y no afectar a sus compañeros.

"Hay muchos que queremos trabajar sanamente y por eso compramos en el mismo sitio para que la competencia sea legal. Hay otros que son más aviones pero la mayoría de la gente que realmente vive de esto es honesta", aseguró.

La mayoría de estas personas señalaron que el comercio informal se ha convertido en su única forma de subsistir, ya que, según ellos, a pesar de los informes del Gobierno, cada vez se hace más difícil conseguir trabajo en Bogotá.