Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Migrantes venezolanos en Colombia
AFP

Enyelber Chinchilla tiene 31 años y va caminando hacia Colombia junto con un grupo de más de 40 personas, dentro de las que se encuentra su familia. Desde que salió de Caracas buscó agruparse con otros caminantes, pues sabe que el camino es duro. No es la primera vez que sale de Venezuela buscando mejores oportunidades, vivió un tiempo en Ecuador, pero decidió volver para trasladar a toda su familia.

El grupo de 46 migrantes se dirige hasta la frontera con Colombia, donde tomarán caminos distintos. Muchos de ellos planean llegar a diferentes ciudades del país o incluso seguir caminando a Ecuador o Perú. En el caso de Enyelber su destino es Bucaramanga, donde espera establecerse con sus nueve hijos, su esposa y su suegra.

El recorrido de estos migrantes se ha caracterizado por dos cosas, en el Estado de Valencia fueron detenidos por las autoridades y no los querían dejar seguir su camino; sin embargo, lograron continuar. A pesar de esa situación, vieron la cara amable de las personas que les dieron la mano durante el trayecto, les han dado agua y comida a él y su grupo.

Además de los problemas que tuvieron con la guardia venezolana, el camino ha significado hambre para todo el grupo, que siempre trata de cuidar a los niños. Enyelber relata cómo los adultos de su grupo han aguantado hambre mientras caminan, pues no tienen dinero para comprar alimentación para todos, por lo que agradece que las personas que se han cruzado les hayan brindado ayuda para continuar en el arduo trayecto hasta Colombia.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.