Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

La operación que dio de baja a alias ‘Megateo’

Alias 'Megateo' / Foto Inteligencia de la Policía



El Director de la Policía, General Rodolfo Palomino, sostuvo que a través de un trabajo de inteligencia que se extendió por más de 4 años "por fin se dio la baja de uno de los delincuentes más buscados del país".

El alto oficial insistió en que el trabajo de infiltración de siete miembros de la institución, pertenecientes a los grupos especiales, fue la clave para llegar al escondite de Víctor Ramón Navarro, alias 'Megateo', ubicado en zona rural del municipio de Hacarí en Norte de Santander.

"Detrás de 'Megateo' han estado muchos policías y militares. Tan solo en la operación del pasado 16 de agosto, donde resultó herido, participaron más de 2.500 mil uniformados. Pero para esta última operación se escogió el 'dream team' de las fuerzas armadas, conformado por 7 hombres apoyados por las fuerzas", precisó Palomino.

Y agregó: "estos hombres llegaron a menos de 200 metros de alias ‘Megateo’, y fueron los que iniciaron la operación contra este delincuente y su anillo de seguridad, antes de recibir el apoyo de los demás equipos. Gracias a estos hombres que se infiltraron en la organización, hoy podemos dar esta gran noticia para el país".

El oficial indicó que el trabajo conjunto de las fuerzas continuará encaminado a neutralizar a otros objetivos de alto valor para el país, como lo son los miembros del denominado 'Clan Úsuga' y otras estructuras delincuenciales y narcotraficantes.

"Es el término de una era de terror, intimidación y esclavitud sembrada por uno de los delincuentes más buscados y peligrosos del país".

Por último, el Director de la Policía insistió en que los planes de seguridad y protección para la población se redoblarán para evitar retaliaciones por parte de los socios de alias 'Megateo'.

"Somos conscientes de que en aquella región del país actúa un reducto de esta estructura delincuencial de alias 'Megateo'. Por eso, mantenemos una alerta y un acompañamiento a la comunidad para evitar cualquier acto de retaliación", puntualizó.

Así cayó

En una zona de la vereda San José del Tarra, en el municipio de Hacarí (Norte de Santander), se produjo la denominada ‘Operación Solemne’, con la cual terminaron los días de Víctor Ramón Navarro, alias Megateo, uno de los hombres más buscados por las autoridades. (Lea también: Seguirán cayendo los cabecillas de las Bacrim: Santos tras muerte de ‘Megateo’)

La acción en conjunto en la que participaron tanto la Fuerza Aérea, como la Policía y el Ejército, se desarrolló en esa zona del Catatumbo en donde ya se le venía siguiendo el rastro a 'Megateo' y a su anillo de seguridad, con el que incluso uniformados habían alcanzado a sostener varios combates.

Entre los detalles de la denominada 'Operación Solemne' en contra de alias Megateo, por quien se ofrecía una recompensa de 2 mil millones de pesos, se señala que los uniformados, estrecharon el cerco contra el delincuente hasta el punto de copar todas las salidas del lugar en el que se encontraba.

Cuando los miembros del Ejército, apoyados por la información de Inteligencia de la Policía llegaron hasta el lugar en el que ya se había detectado la presencia del capo, se produjo una explosión con la que, se presume, se produjo su muerte. (Lea también: MinDefensa confirma que ‘Megateo’ fue abatido en Norte de Santander)

Inmediatamente se desencadenó un combate que dio como resultado la muerte de otras cuatro personas y heridas a varias más. Se señaló que quienes custodiaban a ‘Megateo’, al verse acorralados, dejaron los restos del cabecilla y huyeron.

Por el momento, labores de dactiloscopia por parte de investigadores forenses son las que se adelantan para establecer la plena identificación de cada una de las personas, cuyos cuerpos fueron encontrados tras la activación de un artefacto explosivo en zona rural del municipio de Hacarí, en Norte de Santander.

Quién era 'Megateo'

De acuerdo con las autoridades, Víctor Ramón Navarro Serrano nació en San Calixto, Norte de Santander, el 7 de octubre de 1976.

La inteligencia militar, lo señaló como el principal cabecilla armado y financiero de una estructura narcotraficante disidente del denominado Ejército Popular de Liberación (EPL), cuya presencia se extiende por una amplia zona del Catatumbo.

Alrededor de 100 milicianos que no se acogieron al proceso de desmovilización en 1991, conformaban la estructura de seguridad del señalado narcotraficante.

Alias Megateo tenía en su contra 12 órdenes de captura vigentes por los delitos de desplazamiento forzado, homicidio, rebelión, secuestro extorsivo, concierto para delinquir, secuestro simple, testaferrato y enriquecimiento ilícito.

Así mismo se habían dictado en su contra dos sentencias condenatorias, cada una equivalente a 40 años de prisión y era requerido por la Corte Federal de La Florida, en Estados Unidos, por los delitos de lavado de activos y narcotráfico.

Víctor Ramón Navarro construyó una relación delincuencial con otras estructuras como el denominado 'Clan Úsuga' y 'Los Rastrojos', para la producción y distribución de estupefacientes hacia Europa, Norteamérica y Centroamérica.

Prontuario

Según la Policía, a alias Megateo se le atribuyen múltiples acciones delincuenciales.

El 21 abril de 2006, con la activación de varios artefactos explosivos, alias Megateo habría causado la muerte de 10 detectives del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) y siete militares de las Fuerzas Especiales Urbanas del Ejército Nacional de Colombia, quienes se dirigían a realizar una operación en su contra.

Por estos hechos fue condenado a cuarenta años de prisión como determinador y coautor responsable de los delitos de homicidio agravado, tentativa de homicidio agravado, terrorismo, concierto para delinquir, financiación del terrorismo y administración de recursos relacionados con actividades terroristas.

El 18 de febrero 2014, en la vereda Chircas del municipio de Ocaña, fue emboscada una patrulla de un grupo de operaciones especiales del Ejército, mediante la activación de cargas explosivos y ráfagas de fusil. En la acción resultaron dos uniformados muertos y tres más lesionados.

El 27 abril de 2014, en un área rural del corregimiento Filo Gringo de El Tarra, miembros de la estructura de alias Megateo, atacaron a una patrulla del Ejército, causando la muerte a un soldado profesional.

El 12 agosto 2014, en la cancha de fútbol del municipio de Teorama, integrantes de la estructura de 'Megateo' atacaron con armas de fuego y artefactos explosivos a unidades policiales que prestaban seguridad a una remisión aérea de dinero, dejando como resultado dos policiales y un escolta de la transportadora de valores Brinks muertos y uno más herido.