Foto Colprensa - Germán Enciso

El exjuez de la Audiencia Nacional de España, Baltasar Garzón, quien fue asesor de la Corte Penal Internacional, habló en Voces RCN de RCN Radio sobre la situación política de Colombia, tras la negativa mayoritaria en el plebiscito de aprobar el acuerdo final con las Farc. “Aunque nunca me pronuncié de manera muy favorable al sistema del plebiscito, faltó bastante pedagogía”, explica el juez español. Sorprendido por el resultado, Garzón espera de los participantes en el debate, que sean “humildes y no presumir si se perdió o se ganó. La soberbia en política tiene que quedarse en el perchero”. Garzón asegura que no hay ‘vuelta atrás’ en el proceso de paz y es necesario buscar una fórmula para aplicar los acuerdos porque “Colombia y, sobretodo, las víctimas necesitan una paz sustentable que garantice la no repetición”. Lamenta que, de no ser capaces de hacer ese esfuerzo, los líderes políticos no están respondiendo los intereses de los colombianos. Baltasar Garzón asegura que los acuerdos que se firmaron en Cartagena del 26 de septiembre “no son los ideales, pero sí los mejores”. Ahora, que el texto se expone a modificaciones, Garzón expresa que hay mejores en los ámbitos y en la cantidad y forma de justicia que se plantea. Insiste en que lo más importante es que haya una verdad que se respete u cuyo incumplimiento se someta a penas o sanciones. Admite que sí hay ajustes que pueden hacerse pero teme que no haya voluntad por algunos sectores para llevarlos a cabo. Participación política sí, pero con condiciones El ‘superjuez’ explica que, en cuanto a la participación política de las Farc, esta debe llevarse a cabo porque la idea es que las armas se sustituyan por el debate político y, por ende, no puede privarse la acción política. Sin embargo, las condiciones ideales para Garzón es que se establezcan “términos, plazos o condiciones aceptables. Hay que evitar una simultaneidad de acudir a una Comisión de la Verdad por la mañana y estar en una curul del Senado por la tarde. Eso puede ser muy doloroso para las víctimas”, agregó. Pero la decisión “no debería demorarse. Los responsables políticos no deberían tomarse fines de descanso para solucionar este tema”, explica. 5 años sin ataques de ETA Baltasar Garzón, en su papel como juez de la Audiencia Nacional en España, también se ha considerado el peor enemigo de la banda terrorista española ETA, encarcelando incluso al número uno de la organización. Esta semana se cumplieron 5 años desde que ETA anunció el cese al anuncio del cese definitivo del terrorismo, pero la banda no ha certificado su disolución. Algo que Garzón confía que sucederá pronto y, en cuanto a la entrega de armamento: “no tiene sentido que lo mantengan, cuando han reconocido que no volverán a la actividad violenta”. Asegura que el efecto positivo de la ausencia de violencia en el País Vasco se refleja en la sociedad. Y a falta de una declaración conjunta en contra de la violencia, “el terrorismo en España es historia”.