Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Tragedia se ensaña con indígenas de la Sierra Nevada; cinco niños y una mujer arhuacos mueren en alud

Una nueva tragedia se suma a la muerte de los 11 indígenas impactados por un rayo el lunes en la Sierra Nevada de Santa Marta; esta vez cinco nativos, entre ellos cuatro niños, murieron sepultados por un alud en la misma región.

Este sistema montañoso ubicado al frente del Mar Caribe enfrenta un sistema de mal tiempo con persistentes lluvias, que este martes provocaron un alud que sepultó a cinco indígenas arhuacos en una localidad rural de Fundación, Magdalena. (Vea aquí Otra tragedia afecta comunidad indígena por alud)

El general Germán Saavedra, Comandante de la Primera División del Ejército, afirmó que cinco menores y una mujer de la comunidad indígena Arhuaco fallecieron tras alud.

"en el sector de Windíva se ha presentado una emergencia donde una avalancha que sepultó una vivienda la cual tenía en su interior a 5 menores de edad y una mujer, al parecer uno de los menor era un recién nacido, de dos meses; Vamos a esperar que el clima mejore para enviar las ayudas a las familias", dijo el General Saavedra.

Según la Defensoría del Pueblo, la avalancha se produjo en la localidad de El Cincuenta, zona rural del municipio de Fundación, donde se encuentra el asentamiento indígena más grande de la Sierra Nevada, compuesta por unos 1.400 habitantes de cerca de 400 familias.

"Resulta lamentable la tragedia de la comunidad arhuaca, que se suma a la difícil situación que enfrenta el pueblo wiwa, también ubicado en la Sierra Nevada, que el fin de semana registró la muerte de 11 indígenas y heridas a 15 más, como consecuencia de una descarga eléctrica producida por un rayo", afirmó la entidad.

Para el líder indígena arhuaco Jeremías Torres, estas tragedias producidas por las lluvias en la Sierra Nevada constituyen una prueba de que la tierra "se está cobrando toda la explotación minera y la deforestación".

"Siempre ha habido tormentas pero por la ciencia tradicional se había podido controlar, no sé qué pasa, es como una aurora del desastre y de la guerra por los daños a la tierra", dijo Torres a la AFP.

Premoniciones indígenas

Este nuevo suceso no saca del asombro a los indígenas de la zona quienes, según sus creencias, ya comenzaron a sacar conclusiones sobre el actuar de la naturaleza.

"Sentí como si la naturaleza estuviera pidiendo que le devolviéramos todo lo que le habíamos quitado". Como su sabio, la tribu golpeada por un rayo que mató a 11 indígenas seguía en shock este martes tras la tragedia que dejó 11 viudas y 74 huérfanos. ( Vea aquí Tragedia por rayo que impactó la Sierra Nevada)

El lunes, hacía menos de 24 horas de estatregedia, una violenta tormenta eléctrica acompañada de un aguacero tropical trajo la muerte y la destrucción a los miembros de la tribu wiwa.

"Ese día uno se sentía como muerto, la parte de abajo, las piernas no las podía mover", dijo a la AFP Sebastián Daza, presente en la 'unguma' (choza ceremonial) donde unos 50 wiwas estaban reunidos cuando el rayo cayó.

Momentos antes de la catástrofe, este sobreviviente dijo haber tenido una premonición: "Yo quería salir y los demás dijeron 'Escucha lo que están hablando'”.

Margarita Villafañe, asesora administrativa de la comunidad Arhuaco, manifestó que "es difícil porque es una acción de la naturaleza, lo único que podemos entender es que algo está pasando, tal vez nos está pasando a nosotros porque siempre hemos sido los que prevemos cualquier situación".

José Gregorio, asesor de la comunidad Wiwa, aseguró que el mamo de la tribu dijo que las tragedias continuarían.

"A un grupo de indígenas que nos dirigíamos a la comunidad Wiwa donde están los hermanos caídos, atravesando un camino, una rama de un árbol casi nos cae encima. El mamo dijo que esto, lo que quiere decir, es que esto va a seguir".

Para otro miembro de la tribu, Lorenzo Gil, lo ocurrido es una "respuesta al hombre que da la espalda a la naturaleza". "Quizás somos los que más nos encargamos de buscar el equilibrio entre el hombre y la naturaleza y si nos sucede esto es porque el mundo no está haciendo nada, no nos está apoyando", dijo a la AFP, desolado.

"Estamos tratando de recuperarnos porque es un gran impacto para nuestra comunidad que la naturaleza nos haya tratado así. Estamos de luto", agregó Lorenzo.