Aunque se ha planteado la posibilidad de impulsar una reforma de transfuguismo que le permita a varios congresistas de La U irse para otros partidos, las directivas de esa colectividad aseguran que dicha propuesta nació muerta.

Pese a la crisis interna que los embarga, el director del partido, Armando Benedetti, desestimó un proyecto de esa naturaleza que debilitaría las bancadas y descartó la posibilidad de una desaparición de La U.

“Por ciertas publicaciones hablé con la mayoría de congresistas del partido de La U. Conclusión: El partido NO se liquida y seremos la primera fuerza otra vez”, señaló Benedetti.

“Informaciones que buscaban debilitar a La U han logrado despertar el coraje de cada uno de sus congresistas”, añadió.

Algunos legisladores respaldaron los anuncios de las directivas frente al futuro del partido de la Unidad Nacional.

El senador Roy Barreras dijo que “resulta curioso que prediquen esa tesis del partido más grande y fuerte de Colombia. Nada de eso va a ocurrir, no habrá liquidación, ni desaparición, ni transfuguismo”.

“Hemos ganado todas las elecciones parlamentarias y presidenciales en los últimos 10 años y lo volveremos a hacer. La U ha sido el único partido que en línea recta ha hecho el recorrido correcto desde la seguridad a la paz y desde la paz a la construcción de un nuevo país más justo, seguro e incluyente”, añade Roy Barreras.

Hay que decir que una reforma constitucional de transfuguismo como la propone la senadora Sandra Villadiego sería inviable política y jurídicamente porque el cronograma no permite que pueda estar lista antes de marzo del 2018, cuando se llevarán a cabo las elecciones.

Lo que sí pelearán algunos partidos, como Opción Ciudadana, es la posibilidad de incluir esta propuesta en la reforma electoral que se discutirá después del 20 de julio y que será tramitada por Fast Track.