Pensar en cómo va a pagar su carrera puede ser una de las cosas más angustiantes y definitivas a la hora de tomar decisiones. Pero esto no debe convertirse en un impedimento para seguir sus sueños y buscar un buen futuro. En la actualidad, hay variedad de opciones de financiamiento que lo pueden ayudar a acceder a la educación superior sin que el tema monetario sea una gran preocupación. Solo es cuestión de buscar aquellas que vayan con sus intereses y que vea que están a su alcance. La primera opción es acceder a las ayudas que entidades públicas, como Icetex, y entidades privadas ofrecen a todos aquellos que estén buscando ayuda para cursar sus estudios de pregrado o posgrado. Otra de las opciones es acceder a las ayudas que tienen las mismas universidades para todos sus estudiantes, como la Corporación Unificada Nacional de Educación Superior – CUN, que cuenta con convenios con numerosas entidades financieras con las que podrá tramitar un crédito educativo. Bancompartir (antes Finamérica), Cooperativa de Ahorro y Crédito Fincomercio, Itau, FincoEducar y el Banco Pichincha son algunas con las que puede empezar el proceso para así lograr acceder a la carrera que siempre ha querido. Si la ayuda con entidades financieras no es lo suyo o ya ha recibido varias negativas de las entidades con las que se tiene convenio, la CUN da la opción también de acceder a un crédito interno, con el que podrá financiar hasta el 75% del valor de la matrícula ordinaria con una tasa de interés mensual del 1.98% mes vencido. Registrándose acá podrá saber cómo aplicar, las políticas del crédito y otros detalles sobre esta opción de financiamiento que lo ayudará a ingresar a la universidad, con el programa de educación superior que desee y con el que empezará a forjar su futuro.