El Centro Democrático radicó un proyecto de ley con el que se busca crear una bonificación obligatoria no inferior a medio salario mínimo para los estudiantes que estén haciendo sus prácticas profesionales.

La iniciativa establece una serie de beneficios tributarios para las empresas que acojan esta medida como un estímulo para los que están a punto de graduarse de la universidad.

El senador Daniel Cabrales, autor del proyecto, aseguró que “este costo para las empresas será deducido en un incentivo en el impuesto de renta, de esta manera no solamente los jóvenes en Colombia van a tener una remuneración económica en su práctica empresarial, sino que estas empresas, por cada empleo que generen en estos jóvenes, van a tener una reducción de sus impuestos”.

El congresista explicó que la norma plantea expresamente que el número de practicantes contratados no puede superar el 25% del total de la planta de la empresa.

El uribismo explicó que este proyecto también ayudará a combatir el desempleo juvenil, ya que según cifras de la Organización Internacional del Trabajo, los hombres y las mujeres se demoran 4 y 7 años respectivamente para conseguir el primer empleo.

Según el DANE, la tasa de desempleo juvenil se ubicó en un 16,1% para el trimestre julio-septiembre de 2017.