La plenaria del Senado aprobó en último debate un proyecto de ley que garantiza que las propinas recaudadas por los establecimientos comerciales sean entregadas directamente a los empleados.

La norma, de autoría del representante Efraín Torres, plantea fuertes sanciones a los dueños de bares, discotecas o restaurantes, que no entreguen la totalidad del dinero recaudado por este concepto a sus empleados.

El congresista explicó que “de ahora en adelante podrán ser fiscalizadas las propinas por los empleados, meseros, bartenders, chefs y demás empleados del personal del servicio. Estas personas que a diario reciben un incentivo por parte del usuario gracias a la calidad de su trabajo, podrán contar con un aumento en su salario de en promedio 150 mil pesos, lo que representa un importante incremento en el ingreso para estas personas y sus familias”.

Las sanciones para los propietarios que no cumplan las disposiciones de la ley podrían ir desde multas, hasta el cierre temporal o definitivo de los establecimientos.

Explicó incluso que la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) podría imponer multas hasta por más de 1.300 millones de pesos para los que establezcan la propina de forma obligatoria.

“En el caso de apropiación de propinas, allí podría entrar a sancionar el Ministerio de Trabajo hasta por más de 3.400 millones de pesos. El que no cumpla con las normas vigentes y sea reiterativo en las faltas podría verse afectado con el cierre del establecimiento”, añadió.

La senadora ponente Olga Suárez Mira aseguró que “no pueden utilizar esas propinas cuando se dañan las vajillas, se quiebran los vasos, se dañan las mesas, para organizar los manteles, para conseguir implementos de aseo, para eso está el empleador y esas propinas tienen que ser destinados directamente a las personas que prestan el servicio y las de la cocina”.

De igual forma, allí se plantea que la entrega de estos incentivos a los empleados debe darse en el mismo mes en que se recolectan y no en días posteriores.

Las propinas seguirán siendo voluntarias y el pago de las mismas hasta el 10% como actualmente lo estipula la legislación vigente.