En momentos en que entró en vigencia el Acuerdo de París, que tiene como objetivo impulsar a todas las naciones a implementar acciones para mitigar los efectos del calentamiento global, se han conocido iniciativas que en algunas regiones del mundo se han empezado a hacer. Por ejemplo, en Taiwán se promulgó la Ley para la Gestión y Reducción de los Gases de Efecto Invernadero, que tiene como tarea fundamental disminuir en al menos un 50 por ciento los niveles de 2005 para el año 2050, según información que llegó de la embajada de ese país al Congreso y el Gobierno colombiano. “Taiwán es uno de los pocos países en el mundo que han implementado en forma de ley el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero”, señaló en un comunicado el ministro para la Protección del Medio Ambiente de ese país, Lee Ying-yuan. Esta iniciativa permitirá aumentar más la eficiencia y la conservación energética, utilizando otro tipo de mecanismos renovables tales como “la energía solar, la eólica y la producción de biogás utilizando residuos de granjas de cerdos, basándonos en el concepto de economía circular”. El Gobierno de ese país asegura que el cambio climático es un problema mundial que trasciende las fronteras nacionales, y por ende hizo un llamado a la comunidad internacional, incluyendo a Colombia, a que los apoyen en su interés de hacer parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. “Estamos dispuestos a compartir nuestras experiencias en materia de protección medioambiental y a contribuir a los esfuerzos internacionales. Junto con las naciones amigas, aunaremos nuestros esfuerzos para proteger a una tierra sostenible”, añaden.