Cargando contenido

James Terry Watson / Foto: twitter



Un juez de Estados Unidos ordenó la libertad y la posterior deportación de ese país, para el taxista Wilson Peralta Bocachica, investigado por el asesinato del agente de la DEA James Terry Watson, ocurrido en el norte de Bogotá en el mes de junio de 2012.

Wilson Peralta Bocachica, pagó una condena de 4 años de prisión en Estados Unidos, bajo el delito de destrucción de pruebas, al ser responsabilizado de limpiar el vehículo en el cual fue atacado el investigador la noche de su muerte.

En el mismo sentido, y por el delito de ocultamiento de material probatorio, Wilson Peralta Bocachica estuvo detenido en Colombia por casi dos años antes de ser solicitado en extradición por parte de los Estados Unidos. Una vez el taxista regrese al país, quedará en libertad.

Hay que recordar que al inicio de las investigaciones, el taxista no había sido vinculado formalmente al proceso, pues no era considerado como uno de los participes directos del homicidio, sin embargo, la Fiscalía presentó pruebas en las que evidenció que Peralta Bocachica manipuló el vehículo en el cual fue atacado James Terry Watson.