Cargando contenido

En diálogo con RCN La Radio, la ministra Sarmiento señaló que "no es cierto que existan licencias sin límite" en esa zona del país para la utilización de los recursos hídricos y forestales en los procesos de explotación minera.



Yolanda Ruiz: No se nos fue la mano, ministra, entonces ¿es lo que entendemos?

Ministra: "Pues si usted me dice, yo consideraría que no. Nosotros como le digo, tenemos un modelo muy fuerte de jefes de regionalización".

La funcionaria dijo que "aproximadamente el 90% de las licencias del Casanare ha tenido audiencia pública; eso significa que en una reunión muy grande las comunidades pueden presentar información que se incluye en la evaluación de las mismas".

Agregó que "las licencias sí tienen un seguimiento (...) En Casanare es donde más investigaciones hacemos".

Señaló que existen restricciones para el uso del recurso hídrico, dependiendo si el país está en etapa de verano o de invierno.

La Ministra de Ambiente admitió que al Gobierno le ha faltado más control y seguimiento a las tareas de explotación minera.

"Nos falta seguimiento, pero en dos años, subimos en un mil por ciento las personas y desde hace tres meses estamos hablando con Corporinoquía para que nos ayude a hacer seguimiento", sostuvo.

Sin embargo, reiteró que se está trabajando para mitigar la emergencia ecológica que se está registrando en el Casanare y en otras regiones del país.

Críticas

En sus cuestionamientos, la asesora de la Gobernación del Casanare, Carina Rojas, abogada especialista en Derecho Minero Energético, indicó que faltó planeación y que hay exceso en el otorgamiento de licencias ambientales, carencia de inventarios en concesiones hídricas, controles insuficientes, permisos de deforestación, negligencia y desconocimiento en la inversión de recursos por compensación para la explotación petrolera, factores que contribuyeron al desastre ecológico en Paz de Ariporo, Casanare, atribuido a la sequía.

Agregó que los planes de manejo ambiental, exigidos cuando las compañías petroleras compran los derechos para exploración, son presentados por las mismas empresas que contratan los estudios y los cuales son copiados en las resoluciones que otorga la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla).



La funcionaria advirtió que no hay una caracterización previa de los terrenos y los planes de manejo ambiental se imponen a los contratistas que pagan a una empresa el estudio ambiental, el cual es entregado al Anla que repite esos conceptos en la licencia.

"Es muy preocupante lo que está pasando en el Casanare, porque un estudio es copia del otro, ni siquiera se toman la molestia de ir al área porque ya la conocen. Se están dando licencias ambientales con 'copy paste' (copiar y pegar)", aseguró la abogada Rojas.

Falta de control

Agregó que otro de los graves problemas cuando se otorgan las licencias ambientales a las compañías petroleras, es la falta de control y seguimiento por parte de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, que sólo lo hace una vez al año y no tiene personal.

"El control y seguimiento lo hace la misma empresa contratista a través de una interventoría que tiene unos medidores de caudal del agua, hacen unos registros diarios que presentan cada 4 ó 5 meses a la Anla que no corrobora la veracidad de los mismos", puntualizó la abogada.

"Se nos fue la mano en el otorgamiento de licencias; no hubo planeación por parte del Estado, hasta ahora se está haciendo. No hay inventarios de concesiones, el Ministerio del Medio Ambiente no sabe cuántas concesiones tiene cada fuente hídrica que debería ser unificada con la autoridad ambiental regional que también otorga concesiones en otros proyectos", subrayó Rojas.

Añadió que por la deforestación autorizada en bosques primarios y de galerías que otorgan las licencias, las petroleras deben hacer una compensación o invertir el uno por ciento del proyecto concertado con Corpoorinoquía, pero no hay claridad en qué se han invertido esos recursos.

Las empresas petroleras, una vez compran un bloque petrolero que se le otorga por 30 años, en los primeros seis realizan exploración sísmica con dinamita abriendo perforaciones cada 20 metros sin ningún límite, ni control.

RCN La Radio tuvo acceso a las resoluciones que la Agencia Nacional de Licencias Ambientales ha otorgado a las compañías petroleras en Paz de Ariporo y Hato Corozal para captación de agua, deforestación y otros permisos en la zona declarada de Calamidad Pública por la sequía que ha ocasionado la muerte de más de 20 mil animales. (Vea las licencias).

Concesiones de Anla by RCN La Radio