Cargando contenido

Foto de RCN Radio.



Luego que la Procuraduría revelara que hay más de 70 edificaciones en Cartagena que tendrían problemas estructurales y haya más de 50 licencias falsas para la construcción en esa ciudad, el Colegio Nacional de Curadores Urbanos aseguró que éstas no pueden atribuirse al curador.

"El curador actúa parecido a un notario. Él no puede ir detrás del constructor... Lo que sí se produce son (en algunos casos) las licencias falsas y la culpa no puede atribuirse a los curadores que además se ven perjudicados", indicó Farid Numa, vicepresidente del colegio Nacional de Curadores Urbanos.

Dice que "se ven perjudicados" con los casos de licencias falsas porque el el Curador deja de percibir dinero y además "queda mal ante la sociedad por culpa de otros".

"Nosotros somos los más interesados en que se denuncien a estas personas que otorgan las licencias,  sin tener en cuenta los requisitos para ello", indicó.

Requisitos para expedir una licencia de construcción

-Revisar la titularidad.
-Revisar que no haya incumplimiento de las normas descritas en el Plan de Ordenamiento Territorial- Pot- del municipio o distrito.
-Revisar que se de cumplimiento a las normas sismo resistentes vigentes.
-Garantizar los cálculos estructurales que garantice la estabilidad de los edificios.
-Hacer el procedimiento de la publicidad en caso de otorgar la licencia.

El ministerio de Vivienda expidió recientemente una resolución en la que obliga a los curadores urbanos a destinar un 5% del ingreso que perciban por expensas, recursos que serán utilizados por la Superintendencia para fortalecer la vigilancia y control sobre las curadurías.

“Esperamos que con esta norma se eliminen los focos de corrupción y se fortalezcan las labores de las curadurías urbanas en todo el país a la hora de tramitar y expedir licencias de urbanismo o de construcción”, manifestó el Ministro de Vivienda, Camilo Sánchez Ortega.

En ese sentido, el jefe de la Cartera de Vivienda le hizo un llamado a los alcaldes y curadores urbanos para que se acojan a la nueva reglamentación de la Ley 1796 de 2016, y de esta forma contribuir a aumentar la seguridad de las edificaciones del país.

De otro lado, el Ministerio busca frenar las llamadas licencias urbanísticas y de construcción “express”. No obstante, aclara que es competencia de los entes territoriales garantizar que no se construyan edificaciones ilegales o mal planificadas que puedan afectar los intereses de los compradores de vivienda de buena fe.