La defensa de la exdirectora del IDU, Liliana Pardo, señaló que la orden de captura internacional que emitió Interpol en contra de la exfuncionaria sólo representa una presión por parte de la Fiscalía para que ella se entregue a las autoridades, pero no es práctica porque ella sigue en el país.

Así lo indicó a RCN Radio Luis Fernando Becerra, quien indicó que Pardo Gaona no cuenta con garantías judiciales para presentarse ante las autoridades porque los procesos que se siguen en su contra por el escándalo del ‘carrusel de contratos’ hacen parte de una persecución judicial.

"Lo que tengo claro es que esa orden de captura internacional va a ser inocuo porque ella no ha salido del país y la Fiscalía lo sabe, es un medio que utilizan para presionarla y lograr su entrega, pero no va a tener ningún efecto", dijo el abogado Becerra.

El jurista indicó que "si ordenan un arresto a la juez Teresita Barrero que que le dio la libertada porque consideró que le vulneraron derechos fundamentales, entonces qué puede esperar un ciudadano del común como Liliana Pardo".

Agregó que ante este escenario la defensa estudia acudir a instancias internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con el fin de que se respeten los derechos fundamentales de la exdirectora del IDU.

"Aquí no hay ningún tipo de garantía y la Fiscalía ha hecho y seguirá haciendo lo que quiere", enfatizó el abogado Becerra.