Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El lío que tiene enfrentados al Centro Comercial Santafé y al directivo de una empresa

Foto referencial tomada de Facebook/SantaFeMiMundo



Por: Iván Hernández

El representante legal de la empresa Kioka Audiovisual, Julián Daza, aseguró que la semana anterior su equipo de trabajo fue víctima de un robo al interior del Centro Comercial Santa Fe cuando se disponían a hacer las grabaciones de unos clips contratados por el centro comercial.

Según el denunciante, "nosotros tenemos una productora y estábamos haciendo un video para el centro comercial, dos chicos de la empresa llegaron al centro comercial, afuera los abordó una persona, los llamó por sus nombres, intentaron entrar por una puerta, estaba cerrada así que dieron la vuelta".

De acuerdo con Daza, el episodio ocurrió cuando dos falsos funcionarios del centro comercial les hicieron registrar los equipos para más tarde llevarselos, "después el centro comercial el día viernes me mostró los videos entonces se ve claramente cuando hay tres personas digamos avisándole a los demás por dónde pueden entrar, en total la banda era de nueve personas y para resumir mediante engaños y demás les terminaron robando los equipos".

De acuerdo con Julián Daza, el protocolo de seguridad del centro comercial no se activó y por eso no se pudo dar con el paradero de los responsables que se llevaron los equipos de grabación.

"Yo llegué al centro comercial, no habían llamado a la Policía, ya eran las 2:00 de la tarde, el robo fue a las 8:57 y no habían llamado a la Policía, o sea ellos no llamaron lo cual fue nefasto para nosotros porque si hubieran llamado en el momento que era hubieran parado carros, hubieran hecho un dispositivo de seguridad pero el centro comercial les dio cinco horas para que se fueran a donde quisieran con los equipos".

¿Qué responde el centro comercial?

RCN Radio se comunicó con Andrés Vargas, gerente general del Centro Comercial Santa Fe y aseguró que las afirmaciones de Julián Daza no sos ciertas, ya que a todos los proveedores del centro comercial se les entrega un instructivo para que conozcan el lugar y además se hace una inducción un día anterior de la visita con el fin de identificar cada uno de los espacios del centro comercial.

"Los señores vienen el otro día a las 8:30 sin que nosostros conociéramos cuándo iban a venir y a ellos los abordan unos personajes afuera del centro comercial y los lleva a una puerta corriente (por donde ingresan los visitantes) lo que hace que en primera instancia se rompa el protocolo".

Andrés Vargas reiteró que el equipo de trabajo de la empresa Kioka no se registró formalmente al momento de ingresar al centro comercial y eso ocasionó que desde el primer momento no tuvieran contacto con ellos.

"No tenemos conocimiento que ellos ingresaron al centro comercial porque no se registraron por donde acordamos el día anterior, uno de los integrantes de la banda los divide, manda a uno de los señores a decirle que tiene que llenar supuestamente uno de los formularios y otro de los personajes dice que tiene que sacar una copia, ellos se separan, dejan los equipos en manos de los ladrones y (los presuntos ladrones) salen por otra de las puertas".

Julián Daza asegura que en un principio los directivos del Centro Comercial Santa Fe no les quiso responder por la pérdida de los equipos, "simplemente dijeron yo no voy a responder por nada, no me interesa responder y esto es responsabilidad de ustedes y estamos buscando que ellos nos respondan porque el protocolo de seguridad evidentemente no fue claro".

El denunciante afirmó que luego de ocurridos los hechos se reunieron con el gerente y al finalizar el encuentro, indicó que no se responsabilizaba por la pérdida de los equipos.

"Esa es la parte que nos tiene molestos, el gerente dijo que no se iba a responsabilizar, lo que busco es que el centro comercial me responda por los equipos, por no haber llamado a la Policía y ellos no actuaron como debería ser".

Por su parte el gerente del centro comercial aseguró que en el momento de robo la Policía estaba al interior y las víctimas no denunciaron oportunamente.

"Ellos no avisaron a tiempo y lo más curioso de todo es que los señores iban a grabar unos videos para enseñarle a los proveedores los protocolos de seguridad, luego ellos no solamente conocieron la información el día de su inducción sino los días previos, es absurdo que siempre nos han visto con uniformes y después vengan unos señores que nada tienen que ver y se hayan dejado inducir por estas personas".

Los videos de seguridad y demás elementos que permitan determinar el paradero de los posibles autores del robo está en manos de las autoridades.