Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Protestas de trabajadores médicos y enfermeros en medio de coronavirus en Colombia
Protestas de trabajadores médicos y enfermeros en medio de coronavirus en Colombia
Inaldo Pérez – Sistema Integrado Digital

En un verdadero calvario se ha convertido el proceso de liquidación de Salucoop EPS para algunos trabajadores de la salud que prestaron sus servicios, salvando la vida de muchas personas, sin que hasta el momento sus honorarios sean reconocidos.

Una liquidación que se inició por orden de la Superintendencia Nacional de Salud desde el 2016. “Primero éramos Salucoop, luego pasamos a Corporación Costa y así llegamos a Esimed, que luego de la intervención del Gobierno a la empresa, estamos perjudicados”, indicó uno de los médicos afectados en la Costa Atlántica.

Dijo que además la empresa tomó una medida de enviarlos a un trabajo en casa, prometiéndoles todas las prestaciones sociales.

Lea además: Ocupación de UCI en Bogotá, por ahora, no es demasiado alarmante: secretario de Salud

“La empresa Esimed, hace dos años, nos envió a casa con una supuesta carta que resaltaba que esto no es una terminación de contrato sino una situación de seguir laborando en la vivienda con todos los derechos que veníamos recibiendo, así decía la carta, pero no nos pagaron sueldo, salud, pensiones y todo esto se ha incumplido, porque nosotros no recibimos nada”, manifestó.

La enfermera Johanna Valero confirmó que ha tenido que vivir momentos difíciles siendo madre cabeza de hogar, tras el fallecimiento de su esposo y el incumplimiento del pago de su salario.

Fui la cabeza de una acumulación de tutelas, más de 450, las cuales fueron aprobadas en segunda instancia a mi favor, por lo que le ordenaron a Esimed, a pagar mis servicios laborales, como son 22 quincenas, por la suma de 33 millones de pesos más seguridad social, pero hasta el día de hoy no aparece representante legal”, dijo.

El presidente de la Cohesión Nacional de Trabajadores de la Salud conexos y complementarios, Héctor Tolosa, afirmó por su parte que la creación de varias empresas del sector cooperativo, enfocadas en la salud, que hicieron parte del grupo empresarial de Salucoop, no fueron reconocidos en el proceso de liquidación, por lo que a muchos trabajadores se les deben sus prestaciones sociales.

“Iniciada la liquidación de Salucoop EPS y la corporación IPS Salucoop, quedaron 11.500 empleados de la corporación, en manos de una empresa de Cafésalud llamada Esimed SA, que hasta octubre 2015, solo tenía 850 empleados”, afirmó.

Agregó que con el proceso de liquidación "comenzó una masacre laboral" en todas clínicas del país. “En febrero de 2016, Esimed, por instrucción de la liquidadora, expulsó de las clínicas a 633 trabajadores, de una firma intermediadora denominada Institución Auxiliar del Cooperativismo, grupo de práctica profesional GPP Salucoop y obligó a 900 trabajadores a firmar una renuncia con un reconocimiento del 50% de sus derechos laborales para recibirlos en Esimed S.A. con un nuevo contrato”, dijo.

Le puede interesar: Amplían toque de queda y ley seca en Cali por aglomeraciones de hinchas del América

Señaló que los trabajadores fueron engañados porque no recibieron el pago prometido. “A la fecha, ni los 900 trabajadores recibieron su 50% y los 633 a los que ni carta de despido se les pasó; se les nombro un liquidador, por parte de la Supersolidaria, que reconoció una acreencias pero no les pagó un solo peso por que la liquidación de la EPS, en total a 1.533 trabajadores de esta firma, a la fecha de hoy nadie les pago sus derechos laborales, ni hay quien les responda”, indicó.

Respuesta

Por su parte, el agente especial liquidador, Felipe Negret, confirmó que en el proceso de liquidación de  Salucoop, Empresa Promotora de Salud Organismo Cooperativo se graduaron y calificaron 780 acreencias de clase A, que corresponden acciones laborales de trabajadores de la EPS, reconociéndose más de 6.464 millones de pesos, los cuales fueron pagados en su mayoría en el mes de febrero del 2016 hasta noviembre del 2019.

Dice que a la fecha no se adeuda suma alguna de dinero respecto a obligaciones de naturaleza laboral presentadas oportunamente al proceso de liquidación.

El agente liquidador subrayó que con recursos de reposición se reconocieron 14 acreencias laborales de trabajadores de la EPS como extemporáneas y pasivos ciertos no reclamados, por un valor de 570 millones de pesos, cifra que a la fecha no presenta vocación de pago.

Ante la vulneración de sus derechos laborales, los trabajadores denunciaron estas irregularidades, ante el Ministerio de Trabajo; sin embargo, hasta la fecha no han tenido una respuesta que les garantice el pago de sus prestaciones laborales.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.