Manual desaparecidos en Colombia

Por Javier Jules

Arqueólogos forenses participarán en la reconstrucción de los hechos ocurridos en el marco del conflicto armado en Colombia. Los científicos trabajarán en este propósito junto a las autoridades bajo las instrucciones de lo que se ha denominado como el 'manual de búsqueda de desaparecidos y la recuperación de cadáveres'.

En el desarrollo del posconflicto y la búsqueda de las víctimas, cuyo rastro aún es desconocido, señala la antrópologa Ana Carolina Guatame, hay una dificultad de la cual es consciente el país.

“Es el poco recurso humano que está disponible para abarcar las dimensiones del trabajo que requeriría la búsqueda de desaparecidos en el país, hay cifras diversas pero se habla de que puede haber entre 60 mil y como 120 mil desaparecidos. Hasta la fecha más o menos se han recuperado alrededor de 6000 cuerpos desde 2005, entonces podríamos hacer el cálculo de cuanto se demoraría, con el recurso humano actual y los equipos actuales, en buscar, identificar y devolver los que faltan”, indica la científica.

Por esa razón, con la participación de diferentes organismos no gubernamentales, universidades como la de Caldas, el Externado y la Nacional, así como otras autoridades bajo la coordinación de Medicina Legal, se cumplió inicialmente la elaboración de un documento denominado 'Estándares Forenses Mínimos' para la Búsqueda de Personas Desaparecidas y la Recuperación e Identificación de Cadáveres. La antropóloga Diana Carvajal explica para qué servirá este manual.

“Básicamente este es un documento científico que trata de aportar desde la experticia de la Antropología Forense, la Arqueología y otras disciplinas, pues los estándares mínimos que se requieren para el proceso de búsqueda de personas desaparecidas y su recuperación”, señala la docente universitaria.

El documento contiene instrucciones sobre las técnicas y protocolos que se deberán emplear para la búsqueda de los desaparecidos y el rescate de los cadáveres en las diferentes regiones en donde se cumplirá el proceso, “la idea es que este manual sea una de las rutas que siga la Unidad de Búsqueda en términos forenses”, agrega Guatame.

Pero además de las instrucciones y técnicas legales y científicas, la búsqueda de los desaparecidos en Colombia contará con un componente adicional: la participación de arqueólogos forenses que facilitarán la reconstrucción de lo que realmente ocurrió en medio del conflicto en el país.

“En un momento tradicional lo que nos ayuda a comprender cómo vivían las sociedades del pasado, en este caso lo que nos van a ayudar a entender es cómo sucedieron los hechos de violencia de un pasado muy reciente y cómo entonces la misma fosa, las mismas víctimas que son recuperadas nos ayudan a entender de manera distinta cómo sucedieron los hechos de violencia”, puntualizó la antropóloga Ana Carolina Guatame.

La recientemente creada Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas iniciará su trabajo de forma paralela a la aplicación de la Justicia Especial para la Paz. El manual elaborado para el proceso espera facilitar la labor de establecer en donde están quienes hoy aún son buscados por sus seres queridos y que fue lo que realmente les ocurrió.