Unidades de la Policía Nacional, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, capturaron a un hombre requerido por las autoridades tras ser señalado de abusar sexualmente de 17 niñas entre los 7 y 11 años de edad.

La captura se logró después de ocho años de los hechos y tras 17 denuncias instauradas por los padres de las víctimas.

El sujeto fue detenido en el municipio de Caicedonia (Valle) hasta donde hombres de la Seccional de Investigación Criminal llegaron para buscar a esta persona de 63 años, por los hechos ocurridos en el año 2009 en los municipios de San Vicente del Caguán (Caquetá), La Macarena, el Castillo, Granada y Barranca de Upía, en el Meta.

Este sujeto, quien era docente, se aprovechaba de su profesión para acercarse a las menores de escasos recursos económicos, residentes en lugares alejados del casco urbano, quienes en medio de su inocencia no entendían que estaban siendo objeto de abuso sexual y lo interpretaban como muestras de amor por parte de su profesor.

El victimario fue denunciado por los padres de familia ante los medios de comunicación en los que pusieron en evidencia los argumentos que utilizaba el acusado con sus estudiantes, justificando su accionar delictivo como una muestra de cariño mal interpretada por los familiares de las víctimas.

El capturado fue puesto a disposición de la Fiscalía 5 Seccional Caivas donde deberá afrontar ante las autoridades el delito de “acto sexual agravado con menor de 14 años en concurso homogéneo y heterogéneo”.