La Procuraduría General de la Nación abrió investigación disciplinaria contra 12 miembros, entre titulares y suplentes, de la Junta Directiva de Bioenergy S.A. y 4 gerentes y representantes legales de esa sociedad, por hechos relacionados con la construcción de la planta de producción de etanol El Alcaraván, en Puerto López, Meta.

La investigación incluye, entre otras, las denuncias hechas en un debate de control político en la Comisión Quinta del Senado, sobre supuesta desviación en el presupuesto del proyecto y modificaciones al mismo, así como presuntos sobrecostos y la  funcionalidad de la planta de etanol de Bionergy, cuyo mayor accionista es Ecopetrol.

La Procuraduría cumplirá su deber de notificar personalmente a los investigados sobre las determinaciones adoptadas, así como el de informarles sus derechos, acorde con el artículo 92 de la Ley 734 de 2002.

La senadora Maritza Martínez Aristizabal quien lideró los debates en la Comisión Quinta del Senado recordó que esta planta tuvo un sobrecosto de más de un billón de pesos.