El fantasma recorre la capital del Meta con una firma llamada “Proyecciones e Inversiones DMG” que con un número de celular que aparece registrado en el volante, a nombre de “Andrea Guzmán”, explica el funcionamiento de esta nueva “empresa”. Afirman que el primer pago a la persona, por un mínimo de un millón de pesos, se hace a través de una empresa de giros “después de una hora de hecho el depósito”. Después, cuando se haga el segundo aporte, “Guzmán” promete dar al cliente la dirección exacta de las oficinas en donde debe reunirse con poca gente con el fin de no llamar la atención de las autoridades y, hecho el tercer giro, habrá otra reunión en donde habría no menos de cincuenta personas. Dado que esta empresa dice ser la sucesora de DMG, sus representantes aseguran que las antiguas tarjetas de la liquidada captadora de dinero todavía siguen válidas y vigentes. Las autoridades activaron las alertas para evitar que más personas caigan en esta estafa.