La UNESCO anunció que Colombia y Venezuela fueron inscritas en la lista del patrimonio cultural inmaterial que requiere medidas urgentes de salvaguardia. La Organización de las Naciones Unidas aseguró que las canciones de vaquería colombiano-venezolano son una práctica de comunicación vocal que consiste en melodías cantadas individualmente, a capella, sobre temas de pastoreo y ordeño que surgen de la estrecha relación entre las comunidades humanas y el ganado vacuno y equino y está en armonía con las condiciones ambientales y la dinámica de la naturaleza, formando parte del sistema tradicional de cría de ganado de los Llanos. Además, afirmó qué estos cantos son transmitidos oralmente desde la infancia, canciones historias individuales y colectivas de los llaneros, siendo gradualmente afectadas por procesos económicos, políticos y sociales que, modificando el universo cultural llanero, han debilitado significativamente la práctica. Por tal motivo y ya que las canciones de vaquería enfrentan varias amenazas a su viabilidad. Se busca salvaguardar el elemento incluyendo una estrategia pedagógica que involucra más de veinte reuniones para portadores y jóvenes en la región, proyectos de capacitación para maestros de escuela y una proliferación de festivales, entre otros.