Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Colombiano se enamoró por internet, viajó a Bolivia y al parecer se suicidó

Familiares de Cristian Alberto Marín, oriundo de Neiva y quien llevaba viviendo tres años con ellos en Villavicencio, piden ayuda al gobierno Colombiano y Boliviano para el traslado del cuerpo de este jóven que apareció muerto en Bolivia.



Según los manifestado por Nicolet Marín hermana del joven, Cristian conoció a una mujer por internet hace 6 meses con quien sostenía una muy buena relación a distancia.

De acuerdo a lo dicho por la jóven, en los mensajes de texto y en el Facebook tanto su hermano como Lizeth Llanos de nacionalidad Boliviana manifestaban quererse.

" Mi hermano viajó hace dos meses, se encontró con ella y decía estar feliz, me dijo que estaba entrenando en un equipo de fútbol (él amaba el fútbol), hace poco nos llamó y nos contó que se iba a casar, que venía con ella en diciembre, parecía estar muy bien" . Instó la joven.

Nicolet afirmó que el 30 de Septiembre recibió una llamada desde Bolivia del tio de Lizeth Llanos, la enamorada de su hermano, en ella este hombre le comunicaba que su hermano había decido quitarse la vida y que las autoridades de ese país estaban haciendo el levantamiento del cuerpo.

"El día anterior hablé con él hasta las 10:30 p.m., el murió a las 6 de la mañana del día siguiente" aseguró Nicolet.

Según información de los familiares, Lizeth los llamó y les dijo que ella estaba muy triste, que había tenido una discusión con Cristian, donde le dijo que él había traído problemas con el papá de sus dos hijos, que era mejor que se devolviera para Colombia.

Al parecer y de acuerdo a lo manifestado por su allegados, esta discusión fue la que hizo que este jóven colombiano y amante del fútbol, tomara esta decisión, quitarse la vida por un amor que no pudo ser.

En este momento los familiares de Cristian piden ayuda al gobierno Colombiano y a todos quienes puedan colaborar pues desde la cancillería Boliviana les enviaron un correo donde dice que el traslado del cuerpo hacía Colombia vale aproximadamente unos 7000 dólares.