Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

dezabala
Dinero
Colprensa

La Contraloría General de la República detectó un presunto daño patrimonial que supera los 7 mil millones de pesos en el departamento de Arauca, en un proyecto de vivienda de interés prioritario que fue ejecutado con dineros de regalías.

Según el ente de control, se  trata del proyecto “Los Laureles I” en la comuna tres del municipio de Arauca, el cual “se encuentra en estado crítico, no cuenta con agua ni luz”.

Por lo anterior, la Contraloría consolidó un hallazgo con presunta incidencia fiscal por $7.299 millones de recursos provenientes de regalías.

“El proyecto presenta una serie de problemas técnicos y de gestión predial que están afectando a la comunidad que se beneficiaría de esas obras, ya que las viviendas no han sido entregadas”, señaló el organismo.

Según el ente de control, se trata de 238 viviendas que serían subsidiadas en un 95% mediante convenio con la Caja de Compensación de Arauca - Comfiar, a la que los beneficiarios solo tendrían que aportar $2 millones de los $45 millones que cuesta cada vivienda; es decir que con los recursos de regalías, se estaba cubriendo casi que la totalidad del costo.

“El proyecto que se viene ejecutando desde 2013 se encuentra en total incertidumbre y está catalogado como crítico por el Departamento Nacional de Planeación. Además, no cuenta con los servicios públicos de energía y alcantarillado, dado que no existen condiciones técnicas para poder recibir y distribuir internamente el agua y la electricidad”, detalla la Contraloría.

En el caso de la energía, dice el ente de control, no existen instalaciones eléctricas terminadas. “No se han realizado las solicitudes de inspección para lograr el certificado RETIE (Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas), ni tampoco se han tramitado ante la empresa Enelar ESP las matrículas y medidores de energía”, precisa el informe.

En cuanto al servicio público de acueducto, señala la Contraloría, no existe infraestructura que permita el suministro a cada vivienda ya que a pesar de que Emserpa ESP da disponibilidad del servicio a la entrada del conjunto residencial, “no es posible la distribución interna por la falta de tanques, motobombas o cualquier solución de bombeo de agua potable”.

Según el organismo, a lo anterior “se suman problemas con la titulación de las viviendas para los beneficiarios, debido a varios inconvenientes en el replanteamiento del lugar de la obra, dado que la Secretaría de Planeación ha tenido muchos contratiempos para hacer esa titulación”.

Finalmente la Contraloría advirtió que, hasta la fecha, ningún beneficiario tiene una casa asignada y no se les ha podido realizar ningún trámite notarial que los certifique como propietarios de estas viviendas. 
 

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.