Al magistrado Alcibiades Vargas actualmente en la cárcel la Picota por el escándalo de corrupción en la justicia del Meta, se le acabó la licencia no remunerada que había solicitado y la Corte Suprema de Justicia ordenó la suspensión del cargo mientras transcurre el proceso penal en su contra. La Corte debía pronunciarse porque el magistrado del Tribunal Superior de Villavicencio se encuentra privado de la libertad, aseguran en el palacio de Justicia. Dentro de este mismo  escándalo de la Toga en el Meta el actual magistrado Joel Darío Trejos también está pendiente de que le resuelvan confirmación de la suspensión del cargo por parte de la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Cortes Suprema de Justicia. Si le confirman la sanción deberá salir del cargo otra vez debido a que la licencia ya se terminó. Trejos está pendiente del recurso de reposición que interpuso y espera que se le revoquen esa suspensión disciplinaria. Contra Fausto Rubén Rodríguez el proceso se cumple de manera normal por ser tratado como un particular dado que ya no es funcionario activo de la  rama judicial como magistrado. A este ex magistrado por la edad no le impusieron medida de aseguramiento y goza de libertad.