En sala Pena del Tribunal Superior de Bogotá se determinó mantener la medida de aseguramiento en contra del magistrado del Tribunal Superior de Villavicencio Alcibiades Vargas Bautista quien está recluido en la cárcel la Picota de Bogotá desde agosto de este año, por una investigación de la Fiscalía que le imputó cargos por presuntamente haber incurrido en actos de corrupción en la justicia, con los cuales se beneficiaba a narcotraficantes y paramilitares, que delinquían en el departamento de Meta.

El Tribunal, a través del magistrado en ejercicio de control de garantías Alberto Poveda Perdomo dijo que se mantenía la medida de aseguramiento intramuros para evitar un posible entorpecimiento de la investigación que se adelanta.

Vargas Bautista solicitó la revocatoria de la medida que lo mantiene en la cárcel alegando derecho a la igualdad al hacer referencia a los otros dos magistrados, Fausto Rubén Díaz Rodríguez y Joel Darío Trejos Londoño, también involucrados en la misma investigación pero que si quedaron en libertad.

Según la Fiscalía los magistrados Fausto Rubén Díaz Rodríguez, Alcibíades Vargas Bautista y Joel Darío Trejos Londoño y quienes pertenecen a la Sala Penal del Tribunal Superior de Villavicencio Meta, favorecerían a una banda criminal que tenía por objeto otorgar indebidamente subrogados penales a los delincuentes, mediante decisiones relacionadas con redenciones de pena, sustituciones de detención privativa de la libertad por domiciliaria y suspensiones condicionadas en la ejecución de las sentencias.

Los funcionarios judiciales deben responder por los delitos de prevaricato por acción y omisión, concierto para delinquir y cohecho propio, según a su accionar. Los magistrados no se allanaron a los cargos.