Cargando contenido



La Procuraduría Segunda Delegada para la Contratación Estatal de la Procuraduría General de la Nación ratificó en segunda instancia la destitución  e inhabilidad por diez años en contra del concejal de Villavicencio  Carlos Carreño Pedraza.

El Ministerio Público absolvió a los otros dos integrantes de la mesa directiva de la corporación en 2016, Fabián Alberto Bobadilla  Piedrahita y Daruin Castellanos Romero. El año anterior en la Sala Territorial Disciplinaria No.9, integrada por los procuradores del Meta y Guaviare, habían fallado de primera instancia con destitución e inhabilidad general por diez años contra los tres concejales de Villavicencio, decisión que en Bogotá fue reducida a solo al ex presidente de la Corporación Carlos Carreño Pedraza del partido Liberal.

La decisión se ratificó porque se afectó el deber de selección objetiva al “participar en la etapa precontractual o en la actividad contractual, en detrimento del patrimonio público o con desconocimiento de los principios que regulan la contratación estatal y la función administrativa contemplados en la Constitución y la ley”.

La calificación definitiva de la culpabilidad del presidente de la época en el concejo, Carlos Alberto Carreño Pedraza, fue de que actuó a título de dolo, porque suscribió el contrato 011 de 2016 con una propuesta que no cumplía con los requisitos legales, ni los estudios previos,  no adoptó ninguna determinación para subsanarlo y la materializó hasta la finalización del proceso contractual.

Por este mismo caso la Fiscalía adelanta investigación penal donde ya llamaron a juicio al ex presidente del Concejo Carlos Carreño Pedraza quien el viernes 23 de febrero deberá asistir a audiencia en el juzgado cuarto penal del circuito de Villavicencio.

El partido Liberal deberá enviar al Concejo de Villavicencio la lista con los nombres de los integrantes por ese partido de donde debe salir el reemplazo para lo que queda de periodo en la corporación.


Las irregularidades cometidas por los tres concejales en sus calidades de presidente, primer vice y segundo vicepresidente fueron en el año 2016, al contratar por $19 millones de pesos, a la Psicóloga, Diana Patricia Herrera Fernández, sin ninguna experiencia e idoneidad, quien asumió las funciones propias de una Universidad u otra institución jurídica, para realizar la convocatoria y selección de personal para proveer el cargo de Contralor municipal para el periodo 2016 – 2019. El proceso contratado fracasó.



Paralelo a esta decisión y por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, falsedad ideológica en documento público, contrato sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación, la Fiscalía llamó a Juicio al mismo concejal, Carlos Alberto Carreño Pedraza, en una audiencia preparatoria programada para el viernes 23 de febrero a las 8:00 de la mañana en el Juzgado Cuarto Penal del Circuito de Villavicencio, donde también fueron llamados a Juicio, en calidad de intervinientes, el asesor jurídico, Miller Oswaldo Villamizar Rojas y la Psicóloga, contratista, Diana Patricia Herrera Fernández.