Cargando contenido

Lo hizo como soldado regular con el fin de recolectar información para el ELN.

ELN
Guerrilla del ELN.
AFP

Luego de que el soldado Luis Carrillo desertara del Batallón de Caballería con sede en el municipio de Saravena, Arauca y apareciera en un video anunciando su regreso al ELN, el Ejército reconoció que se trató de un infiltrado.

“Este hecho, si bien obedece a un plan del grupo armado organizado ELN, no representa mayor impacto o riesgo de seguridad Institucional toda vez que como soldado regular no tiene acceso a información clasificada o de carácter estratégico”, explicó la Octava División del Ejército, a través de un comunicado. 

En el video, Carillo indicó que al regresar  al “seno de mi organización Ejército de Liberación Nacional, lucharé del lado de mi gente, del pobre, del explotado que es que tiene que avanzar cada día más- Nunca debí salir de acá (ELN)”.

Lea también: Cadena perpetua para violadores pasa a tercer debate

Según el comunicado del Ejército, al momento de su incorporación como integrante del cuarto contingente del 2018, no presentaba ningún antecedente penal ni requerimiento de ninguna autoridad. 

“Una vez se presenta la deserción, la Unidad Militar informa ante la Justicia Penal Militar y las autoridades competentes con atribuciones disciplinarias para las acciones correspondientes”.

Así mismo, el Ejército Nacional indicó que inició los procedimientos administrativos para el retiro del mismo.

Este video es parte de una campaña de desprestigio en contra del Ejército Nacional, realizada por el grupo armado organizado, pues el joven reconoció ser parte de esta estructura y su propósito al incorporarse en la Fuerza se encaminó a cumplir está misión para mencionado grupo”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido