Murió el civil Diego Estiven Granados Dagama quien había resultado herido en el atentado a una patrulla de la Policía del Guaviare, al accionarse una motocicleta cargada con explosivos  y que dejó a tres personas lesionadas el pasado fin de semana.

El comandante de la Policía del Guaviare Miguel Ángel Botía confirmó la muerte del ciudadano quien luego de haber sido dado de alta regresó al hospital de San José por una recaída donde finalmente fallece.

Las autoridades investigan si las causas de su muerte fueron las ocasionadas por el atentado.

La Policía ofreció 20 millones de pesos a quien de información sobre los autores del atentado y prohibirá el porte de parrillero hombre en motocicleta.

La familia del civil muerto narró que era vendedor de comidas rápidas y que la noche del atentado estaba trabajando.

Denuncian negligencia en la atención hospitalaria.