Cargando contenido

La falta del líquido vital podría generar problemas de higiene y propagación de enfermedades.

Falta de agua
Foto: Rcn Radio

Varias horas duró bloqueada la avenida al Llano, en Villavicencio, por usuarios de la empresa de acueducto de la ciudad, los cuales solicitaron medidas especiales que mitiguen la emergencia. 

Más de 500 mil habitantes de la capital del Meta, no aguantan más la falta de líquido de manera normal, debido a daños que se presentan en la bocatoma del acueducto y en las plantas alternas desde hace más de dos meses. 

Lea también: Defensoría advierte sobre accionar de grupos armados en Arauca

Habitantes como Yesenia Rey, Cindy López, Felipe Torres, entre otros, afirman que están cansados de no contar con un acueducto funcional, teniendo en cuenta que todos los años, cada vez que llueve, se presentan daños de gran magnitud, dejando la ciudad varios meses sin el líquido. 

“La contingencia que utiliza la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (Eaav) no da abasto. El agua llega por mucho cuatro veces en el mes y los carrotanques son para sectores y casos especiales”, afirmaron varios de ellos.

Aseguran que han tenido que dejar de enviar a los niños a clases, debido a que no han podido ni si quiera bañarse de manera normal. “Alcalde Wilmar Barbosa, no sé si en su casa haya agua, tal vez sí pero en la mía llevamos 15 días que no llega el preciado líquido”, exclamó Felipe Torres, habitante de la comuna cuatro de Villavicencio. 

Por esta situación, escuelas, colegios, centros comerciales, entre otros, han tenido que cerrar sus sanitarios, pues no hay agua para realizar el aseo permanente y esto podría generar problemas de higiene. 

Lea tambiénHay 39 millones de personas con hambre en América Latina, denuncia la FAO

Pese a que la Superintendencia de Servicios Públicos sancionó a la Eaav Esp en 2017,  $1.344 millones, por no cumplir con un plan de contingencia adecuado, poniendo en riesgo a más de 400 mil habitantes hoy, dos años después, la empresa sigue mostrando las mismas falencias, según los reportan los usurarios. 

Solicitaron a los entes de control, vigilancia y acompañamiento para que no se sigan vulnerando los derechos de los ciudadanos. También hicieron fuertes críticas en el cobro del servicio, pues afirman que los valores se han elevado de una manera considerable, pese a que el servicio no se está prestando los 30 o 31 días del mes. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido