Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Fallaron a favor de familiares de víctimas de toma de Mitú Vaupés de 1998

La Sección Tercera del Consejo de Estado condenó a la Policía Nacional a pagar 2.300 millones de pesos a estas personas la cual pretendió defenderse argumentando que la culpa era de los propios habitantes por “haberse decidido residir cerca de un lugar vulnerable como una estación de Policía”.

La Sección Tercera del Consejo de Estado condenó a la Policía Nacional a indemnizar a varias familias de Mitú con 2.300 millones de pesos por las muertes y daños causados por la toma guerrillera hecha a la capital de Vaupés el primero de noviembre de 1998 en la cual 1.200 guerrilleros combatieron contra 70 policías, matando a 16 de ellos y secuestrando a 61.

Es la segunda condena contra la Nación por los mismos hechos.

Con cilindros bomba de los insurgentes destruyeron la estación de Policía y causaron numerosos destrozos en viviendas y algunos locales comerciales humildes que funcionaban en el lugar.

Entre las acciones violentas que realizaron los insurgentes, ese día de triste recuerdo para los lugareños, los guerrilleros ingresaron a una vivienda y, lista en mano, hicieron salir a los integrantes de una familia a los que asesinaron.

Sus familiares interpusieron una demanda de reparación directa, que fue conocida por el Consejo de Estado, con la esperanza de que las Fuerzas Militares, la Policía y el Ejército asumieran los costos de tanto sufrimiento.

Asimismo, de “insensible” calificó el Consejo de Estado la estrategia esgrimida por la defensa de la Policía la cual se basó en pretender negar su responsabilidad patrimonial por la toma de Mitú culpando a los propios habitantes de la población “por haber decidido residir cerca de un lugar vulnerable como la estación de la Policía o desarrollar allí proyectos económicos” durante aquella época.