Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Fosas comunes
AFP

El Colectivo Orlando Fals Borda, corporación socio jurídica encargada de la búsqueda de la verdad y resarcimiento a las víctimas del conflicto, solicitó a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) el reconocimiento y la acreditación de las víctimas directas e indirectas sobre presuntas ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas cometidas por unidades militares en los departamentos del Meta y Guaviare entre el 2002 y el 2011.

Según César Santoyo, director ejecutivo de Orlando Fals Borda, lo que se busca es que la JEP acredite 18 nuevos casos de ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas,  de pobladores del Meta y Guaviare por parte de la Fuerza de Despliegue Rápido, La Fuerza de Tarea Conjunta Omega y la Brigada Móvil, todas unidades del Ejército Nacional, en lo que se conoció como falsos positivos.

Lea también: Un ex funcionario, entre los detenidos de banda señalada de atentar contra líderes sociales

Advierte que dentro de la solicitud se le piden a la JEP que los comandantes de dichas Unidades Militares para la época de los hechos, sean llamados a rendir versión voluntaria, que conlleve al esclarecimiento de estos hechos.

Las familias que serán presentadas tienen desgarradores testimonios como víctimas y por lo que se unen  al clamor del colectivo en busca de la verdad y la reparación.

Es el caso de Claudia Rodas Ortega, hija de María del Socorro Ortega, una mujer con 6 hijos que fue sacada violentamente de su vivienda en la vereda la Esmeralda, zona rural del municipio de Vista Hermosa, por uniformados del Ejército el 4 de julio de 2007 y pocos días después, sería presentada por las autoridades como baja en combate

"Nos conmueve el dolor de las víctimas, estamos comprometidos con la verdad", señaló Alejandro Ramelli, magistrado de la JEP, quien indicó que las actividades de la justicia transicional no han parado, y advirtió que serán diligentes con respecto a la solicitud de audiencias de acreditación, para esclarecer los hechos que enlutaron a estas 18 familias del Meta y Guaviare.

En los cementerios de La Macarena, Vista Hermosa, Granada, Villavicencio en el Meta y San José del Guaviare, en Guaviare se han hallado más de 2.300 cuerpos enterrados como personas no identificadas, en su mayoría reportados como dados de baja en combate por las unidades con jurisidicción en esta región.

Lea también: Gobierno ampliará oferta para jóvenes en Samaniego, Nariño

Muchos de esos cuerpos, concretamente, 1.674 fueron reportados por estas unidades militares como personas dadas de baja en combate. En los 5 cementerios, la Fiscalía y el COFB, encuentran las mismas características: Luego de la ruptura de la zona de distensión, a estos lugares llegaban decenas de cadáveres que los sepultureros enterraban. Muchos eran inhumados como N.N y llegaban a ser depositados en fosas comunes", aseguró el Colectivo Orlando Fals Borda.

"Llevamos 10 años de litigio desentrañando la verdad de cada caso porque al exhumar, no solo estamos sacando huesos sino lo que estamos descubriendo qué pasó con esa persona en el momento en que murió y si su muerte se debió a un exceso de la fuerza pública en el capítulo de los falsos positivos".

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.