Cargando contenido

En agosto pasado, la Fiscalía entregó los restos de otras siete personas a sus familiares en Villavicencio (Meta).

Fosas comunes
Fosas comunes. Imagen de ilustración.
AFP

La Fiscalía Seccional Meta de la Unidad de Justicia Transicional entregó los restos de dos mujeres y un hombre, quienes habrían sido asesinados y reportados como desaparecidos durante el conflicto armado en el país.

Los cuerpos fueron identificados como Luz Ayde Rivera, Adriana Valencia y Marco Julio Almonacid, quienes fueron presentados como integrantes de la desaparecida guerrilla de las Farc. La entrega de los restos fue realizada en una ceremonia especial realizada en Mesetas (Meta). Dos de los cuerpos entregados corresponden a menores de edad.

El procedimiento se cumplió con el acompañamiento de profesionales en psicología, medicina e investigadores del CTI y un fiscal Especializado. Rivera fue reclutada por las FARC en 1983 cuando tenía diez años de edad.

Más enReglamentación del aborto causa revuelo político en el país

Rivera fue reportada como muerta en combates con el Ejército en 2014 en área rural de Mesetas (Meta). Esta persona fue plenamente identificada por Medicina Legal en 2016, confirmó la Fiscalía.
 
Adriana Valencia, de 17 años de edad, al momento de su muerte en julio de 2002 vivía junto a con su familia en Vistahermosa (Meta). Fue sacada de su casa por hombres vestidos de civil quienes portaban armas cortas.
 
"Según se logró precisar, Valencia habría sido torturada y asesinada tras ser confundida con la novia de un exguerrillero de las Farc que se había fugado y unido a las autodefensas", dijo el ente acusador durante la entrega.

Lea tambiénLos municipios de Colombia con más riesgo de leishmaniasis

La joven fue hallada en una fosa clandestina y exhumada por la Fiscalía, en marzo de 2019. Marco Julio Almonacid, entretanto, desapareció en mayo de 1998 cuando salió a trabajar.

Para entonces, la víctima tenía 17 años de edad. En 1999 una persona les dijo a quienes realizaban la búsqueda de Almonacid que fueran a la vereda Jardín de Peñas, jurisdicción de Puerto Rico (Meta), para reconocer una persona enterrada en una fosa clandestina que, al parecer, sería guerrillero de las Farc. Sus familiares lo reconocieron.

En agosto pasado, la Fiscalía entregó los restos de otras siete personas a sus familiares en Villavicencio (Meta).

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido