La Fiscalía General intensificó las labores para rastrear e identificar los millonarios contratos y los departamentos donde delinquían las 78 redes de corrupción a gran escala que estaban licitando con el Estado. RCN Radio conoció el informe técnico base de esta investigación que puso en evidencia el propio fiscal general, Néstor Humberto Martínez, quien advirtió la existencia de al menos 78 mallas de contratistas regionales que mediante procesos amañados licitaban con el Estado incurriendo en prácticas contra la libre competencia en la contratación pública. De acuerdo con la información que indaga la Fiscalía estas redes de corrupción al parecer recibieron contratos en temas muy sensibles y de impacto para el desarrollo de las regiones en materia de infraestructura, transporte, vivienda, agua y saneamiento básico, alimentación escolar, salud, y seguridad y vigilancia. Asimismo la Fiscalía cuenta con información en el sentido que varios de los principales millonarios contratos tendrían particularmente epicentro en departamentos como Antioquia, Casanare, Cesar, Córdoba, Meta y Santander. Los investigadores de la Fiscalía tienen claro que en estas redes de corrupción coinciden los socios, los revisores fiscales, los interventores y otros contratistas. En una reciente denuncia que puso en conocimiento de la Fiscalía, el Auditor General de la Nación, señaló que en los últimos dos años las entidades territoriales contrataron más de 20 billones de pesos y de ese monto al menos 8,1 billones de pesos fueron contratados por dichas redes empresariales y en muchos casos a través de oferente único. Incluso de acuerdo con la denuncia de la Auditoria, una sola de esas mallas recibió contratos por 6,1 billones de pesos, a través de 801 consorcios y uniones temporales en 29 departamentos del país.