Se reanudaron las actividades petroleras que desde hacía varios días estaban afectadas en Acacías. Una mujer que permanecía encadenada a la entrada de la estación Chichimene de ECOPETROL y que exigía la presencia de la mandataria departamental Marcela Amaya García, decidió terminar su protesta luego de que le indicaran las acciones que desarrollan desde el despacho para abrir canales de comunicación con instancias nacionales. La gobernadora dijo que ella misma le va a presentar una propuesta al Ministerio del Trabajo y del Interior para mejorar la generación de oportunidades para las comunidades. El 28 de agosto se tiene prevista una reunión de la que participarán el Ministerio de Minas, Ministerio del Interior y el Ministerio del Trabajo, con el fin de dirimir los conflictos laborales existentes, dijo Amaya García. Entre tanto, Ecopetrol se comprometió a levantar la suspensión de los contratos que regía y no se contratarán nuevas personas hasta después de la reunión antes mencionada. Según el presidente de ECOPETROL Juan Carlos Echeverri cada día de cese de actividades se perdieron 20 mil barriles dieron que se dejaron de producir.