Cargando contenido

El corredor vial seguirá cerrado de manera indefinida.

La Vía al Llano permanece afectada en los kilómetros 57 y 58 + 500.
La Vía al Llano permanece afectada en los kilómetros 57 y 58 + 500.
Cortesía: Coviandes

Tras los anuncios del Gobierno Nacional del cierre entre los kilómetros 57 y 58 más 500 del corredor Bogotá - Villavicencio, antes del municipio de Guayabetal en Cundinamarca, la gobernadora del departamento del Meta, Marcela Amaya, dijo que las autoridades siguen trabajando para mitigar la crisis social y económica en esa región del país. 

“Las autoridades nacionales tomaron como medida preventiva y de atención para la preservación de la vida humana, el cierre hasta que el corredor esté en condiciones de seguridad y transitabilidad y ante esa realidad, vamos a buscar alternativas regionales y nacionales para salir adelante todos”, dijo la mandataria.

Aseguró que se viene trabajando con los gremios, sectores productivos, empresarios y comerciantes, en la elaboración de un documento que contenga varias propuestas al Gobierno Nacional y al presidente Iván Duque, que permitan afrontar la crisis económica, social y ambiental que se presenta en el departamento y la región de los Llanos”.

Le puede interesar: "Sentí su misma calidez": Camilo Prieto tras visitar a Jota Mario en el hospital

Estas propuestas serán entregadas este lunes 17 de junio a los 29 alcaldes en el marco de una reunión extraordinaria, como medida de emergencia para afrontar la crisis.

Según las cifras de los gremios productivos, el departamento del Meta pierde más de 50.000 millones de pesos diarios, por el cierre de la vía al Llano.

Ante la crítica situación de ese corredor vial, la Gobernación de Cundinamarca declaró la calamidad pública en Guayabetal, ya que esa población está muy cerca al tramo en donde se presentan inconvenientes frecuentes por derrumbes.

Lea también: Los alimentos que subirán de precio por el cierre de la vía al Llano

Las Gobernaciones del Meta y Cundinamarca ya decretaron la alerta amarilla en la red hospitalaria y las empresas promotoras de salud, hasta cuando el eje vial vuelva a la normalidad.

También se conoció que Coviandes y las autoridades participantes del Puesto de Comando (PC) del sector de Boquerón, avanzan en los trabajos de remoción y limpieza de escombros, siempre y cuando existan condiciones de seguridad.

También sigue el monitoreo constante de la montaña y las reuniones tanto del Puesto de Mando Unificado en Bogotá (PMU), como el puesto de control en la sede Boquerón, donde se analizan y determinan las acciones a seguir en la atención de la emergencia, según informó Coviandes.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido