Cargando contenido

Grave crisis afrontan los cultivadores de maíz del Meta ante las dificultades de comercialización de unas 100 mil toneladas que están listas para salir al Mercado, confirmó Fernando Murillo productor del Meta.

Actualmente están sembradas en la región del Ariari y los municipios de Cumaral, Puerto Gaitán y Puerto López, unas 20 mil hectáreas  de maíz, sin contar con el grano almacenada de la pasada cosecha, unas 5000 toneladas las cuales aun no se han absorbido por la industria nacional de concentrados.

Los maiceros se quejan porque el precio actual ofrecido por tonelada es de 600 mil pesos, cuando el costo de producción está por el orden de 750 mil, generando una pérdida de alrededor de un millón de pesos por hectárea sembrada para el productor.

Asegura el agricultor que la industria nacional, haciendo gala de una total injusticia con los productores pretende comprar la cosecha a 660 mil pesos por tonelada,  cuando el importado, de inferior calidad lo paga a 710 mil.

Piden que el Gobierno Nacional obligue a la industria a absorber la cosecha nacional, antes de proceder a consumir el importado de EEUU en el marco de TCL.