Cargando contenido

Con el apoyo de la Unión Europea, las comunidades indígenas del Cauca fortalecen su cultura y aseguran la conservación del medio ambiente. 

El Ministerio de Ambiente, con el apoyo de la Unión Europea, puso en marcha una nueva estrategia para impulsar el desarrollo de las comunidades indígenas en el Cauca, con el fin de fortalecer su trabajo de preservar sus ecosistemas.

Se trata del proyecto 'Pazadentro', con el cual se vinculó a indígenas del pueblo Nasa y el cabildo Nasa Chacha, para que lideren los diferentes programas agrícolas, enfocados a la siembra orgánica con los que se garantiza la conservación de la tierra y sus comunidades. 

"Con el proyecto 'Pazadentro' se contribuye a la paz y al medio ambiente, conservando los páramos y sitios sagrados, recuperando los ojos de agua y la protección de la madre tierra, sin utilizar fertilizantes químicos, sino que a través de diferentes productos orgánicos venimos trabajando para alimentar a nuestras familias, pero también cuidando la madre tierra", afirmó Isabel Toconaz, líder indígena. 

El programa, con el que han logrado cultivar en todos los pisos térmicos, debido a que estan ubicados en zonas muy privilegiadas y ricas en agua; les ha permitido mantener además su cultura y sus tradiciones, que son muy importantes para asegurar su permanencia.  

"A parte de todo lo que cultivamos, nosotros también tenemos un lugar para el crecimiento y fortalecimiento de las plantas de medicinales, teniendo en cuenta que de esta forma estamos contribuyendo al mejoramiento de la salud de nuestras comunidades, manteniendo una de nuestras principales costumbres, como es la de realizar nuestras curaciones o tratamientos teniendo la bendición de la madre tierra", destacó. 

Por su parte, María Amparo Huetio, quien también hace parte de las mujeres indígenas que le apuestan a este proyecto ambiental y agrícola, destacó la organización que se ha tenido en la tierra, para mantener a sus comunidades unidas en torno a sus pilares de conservación del medio ambiente. 

"Tenemos unos productos en la zona alta como la papa y las plantas medicinales, que se suman a los cultivos de tierra fría, mientras que en la media cultivamos el café orgánico, el plátano y la yuca entre otros alimentos y en la parte baja le apuntamos a la caña y el cacao, pero siempre pensando en tener una variedad, de acuerdo a la temporada del año", subrayó. 

Este programa de las comunidades indígenas del Cauca, hace parte de los 23 proyectos de Desarrollo Sostenible para la Paz, en los que se han invertido más de 4 millones y medios de euros (15 mil millones de pesos), pensando en apoyar a las familias víctimas del conflicto, grupos étnicos y mujeres emprendedoras. 

“El programa ha estado enfocado en los parques naturales donde sabemos que existen zonas altamente conflictivas, además se tuvo en cuenta la gobernanza forestal donde se creó una economía legal alrededor de estas zonas, que se suman a los negocios verdes en los que la gente aprendió el tema del reciclaje”, dijo Matilde Chavarolo, jefe de cooperación adjunta y Delegación Europea. 

Estas etnias en el Cauca también se capacitaron en la producción y siembra café orgánico, con el fin de conquistar nuevos mercados, principalmente el europeo.

Las comunidades indígenas del Cauca reciben apoyo de la Unión Europea.
Los indígenas del Cauca protegen el medio ambiente con estos programas.
Diana Cabrera RCN Radio
Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido