Cargando contenido

Son siete niños y una mujer adulta quienes viven en lugares donde se ha reconocido como de afluencia de venezolanos.

SARAMPIÓN
Foto de referencia

10 pacientes se reportaron como sospechosos de sarampión y rubéola desde el Hospital Departamental de Villavicencio y la Empresa Social del Estado del Municipio ante el Instituto Nacional de Salud, donde en 48 horas deberá confirmar o negar la presencia de esta enfermedad que al parecer llegó del vecino país de Venezuela.  

Jairo Ospino, subgerente, asistencial del Hospital de la capital del Meta confirmó que 10 pacientes, que fueron atendidos en ese centro de Salud, se reportaron como sospechosos de tener sarampión o rubéola. 

Dijo el jefe médico que desde el Hospital de Villavicencio y desde la ESE Municipal se puso en conocimiento a la Secretaría de Salud de la Alcaldía para que se tomarán las muestras y se enviarán al Instituto Nacional de Salud. 

“Por ahora no podemos decir que estas personas tienen sarampión o rubeola confirmado, pero si son pacientes que reportan características propias de esa enfermedad como altas fiebres, brotes en la piel y enrojecimiento de los ojos”, dijo Jairo Ospino.  

Agregó que son siete niños y una mujer adulta quienes viven en lugares donde se ha reconocido como de afluencia de venezolanos, sin embargo ninguno de los reportados son extranjeros, aclaró el médico.

Según la Alcaldía de Villavicencio a esta ciudad han llegado cerca de nueve mil hombres, mujeres y niños oriundos de Venezuela, quienes en su mayoría ingresan de manera ilegal. 

Este municipio se mantiene en alerta según lo ordenó el Ministerio de Salud, por la presencia de varios casos de sarampión confirmados en el país y por la conexión con departamentos que tienen frontera como Arauca y Vichada.

La Secretaría de Salud mantiene campañas de vacunación y de atención a las personas de origen venezolano que han llegado a la capital del Meta en los últimos meses, confirmó Hernán Mojica jefe de la dependencia.  

Fuente
Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido